Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zenith y Publicis contrataron al testaferro de Rato para que les facilitara concursos como el de Bankia

Lo ha reconocido ante el juez el representante legal de ambas firmas que añade que ello no aseguraba los contratos
Las empresas de publicidad Zenith y Publicis tenían un contrato por escrito con Alberto Portuondo, presunto testaferro de Rodrigo Rato, para que les informara y introdujera en concursos como el de las campañas de la salida a Bolsa de Bankia, han informado fuentes de estas dos empresas, que comparten matriz con The Zenith Optimedia Group.
Según la declaración que el representante legal de ambas firmas de publicidad ante el juez de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, Portuondo jamás garantizó a Zenith y Publicis que fueran a ganar los concursos con la entidad financiera presidida por entonces por Rodrigo Rato. "Se contrató a Portuondo para que identificara nuevos clientes y concursos, pero sin garantizar que se iban a ganar", han explicado dichas fuentes.
Serrano-Arnal ha tomado declaración a un único representante procesal para las dos empresas, que llevaron a cabo dos campañas publicitarias sobre la salida a Bolsa de Bankia y los valores de la entidad, y que presuntamente pagaron comisiones ilegales a Rodrigo Rato por valor de más de 830.000 euros.
Zenith y Publicis han sido llamados a declarar como personas jurídicas, figura introducida en la última reforma del Código Penal que amplía a las organizaciones la responsabilidad en caso de delito, aunque se mantiene igualmente la condición de investigados para el director ejecutivo de Zenith, Sergio Lorca, y el presidente de Publicis, Miguel Ángel Furones.
El 19 de noviembre, la Audiencia Provincial dejó en libertad a Alberto Portuondo, después de que el juez Serrano-Arnal ordenara su ingreso en prisión por presuntos delitos relacionados con la causa en la que se investiga a Rato de fraude a Hacienda, blanqueo y corrupción entre particulares.
EL TESTAFERRO
Portuondo es responsable de la empresa Albisa S.L., que según la investigación habría actuado como empresa pantalla para el cobro por parte de Rato de comisiones por cerca de dos millones de euros de empresas proveedoras de Bankia. Más de 800.000 euros habrían ido a parar a Kradonara SL, propiedad del expresidente del FMI, bajo la apariencia de pagos por servicios que realmente no se prestaron.
Serrano-Arnal investiga el patrimonio de Rato y se centra en tres líneas básicas que confluyen en la empresa Kradonara, de la que Rato es "el beneficiario último" a través de la sociedad británica Vivaway y que fue constituida por otro de los imputados, el abogado y presunto testaferro Domingo Plaza.
TERCERA DECLARACIÓN DE RATO
Tanto Rato como Domingo Plaza tendrán que declarar mañana viernes ante el mismo Juzgado de Madrid en una pieza que se mantiene bajo secreto de sumario. Con la del viernes, será la tercera vez que Rato comparece en los Juzgados de Plaza Castilla en relación con este procedimiento, después de que ya lo hiciera el 22 de julio del pasado año, cuando se negó a contestar a las preguntas del magistrado hasta conocer, en detalle, a qué acusaciones se enfrentaba. La otra declaración se produjo el 7 de octubre.
En esta última ocasión, el magistrado ordenó la retirada del pasaporte del expresidente de Bankia, que aseguró que todos los bienes que ha tenido en el extranjero "tienen origen familiar" y han sido declarados "voluntariamente" a la Hacienda pública española.