Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zidane bordea la Audiencia Nacional mientras Neymar declara por presunta corrupción en su fichaje por el Barça

Los aficionados que aguardaban la salida de la Audiencia Nacional del delantero brasileño del Fútbol Club Barcelona Neymar Da Silva se han encontrado con una inesperada sorpresa cuando han visto al entrenador de su equipo rival, Zinedine Zidane, circular a bordo de su vehículo en la calle colindante al edificio judicial.
El técnico del Real Madrid, protagonista de la exposición 'Zz, Zidane con todas sus letras' en el Instituto Francés que se encuentra en las cercanías de la sede judicial, ha pasado a bordo de un vehículo negro de marca Audi por la calle General Castaños, a solo unos metros de la sala en la que Neymar presta declaración en la causa en la que se investiga su traspaso por parte del club culé.
La presencia de Zidane ha provocado alboroto entre el grupo de aficionados que se encontraba apostado en las inmediaciones de la Audiencia Nacional y que han podido grabar con sus móviles al entrenador del conjunto blanco. "Es Zidane, es Zidane", decían con asombro los jóvenes, mientras una señora comentaba: "Yo tengo muy buen ojo y era él".
Los más afortunados se han podido ir a sus casas no solo con el recuerdo de Zidane, sino también con los autógrafos de Neymar, que se ha detenido unos minutos antes de acceder al órgano judicial para estampar su firma en las pancartas y fotografías que portaban los jóvenes.
El brasileño, que cubría sus ojos con unas gafas espejo, lucía su cresta 'mohicana' y vestía camisa blanca, chaqueta ceñida negra y unos vaqueros, ha recibido las muestras de afecto de un niño de 12 años natural de Miami y residente en Madrid, que portaba una pancarta en la que se podía leer "Neymar, yo soy tu amigo", y que ha firmado la estrella culé.
Un grupo de jóvenes brasileños de 16 años aguardaba también la llegada de la estrella azulgrana mientras mostraban la bandera de su país y un cartel publicitario en la que se veía la imagen de Neymar. "¡Cómo se pare, a esta le da algo!", comentaban poco antes de la llegada del futbolista investigado.