Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zoido recalca en Málaga que su idea de ley de capitalidad andaluza para Sevilla no busca "privilegios ni agravios"

El presidente del PP andaluz, Juan Ignacio Zoido, ha asegurado que en su formación "todos" coinciden en que con una ley de la capitalidad para Sevilla "no queremos ni privilegios ni vamos a consentir agravios". Además, ha dejado claro que, "hoy por hoy, la prioridad es adoptar las medias necesarias para salir de la crisis".
El también alcalde de Sevilla ha hecho estas declaraciones en Málaga, cuyo alcalde, Francisco de la Torre, también del PP, se opone a que se contemplen ventajas adicionales de carácter económico para Sevilla.
Zoido, que va a presidir el Comité de Dirección del PP-A y entregar el premio que cada año concede el Partido Popular malagueño a una asociación por su labor social, en esta ocasión Cáritas, ha explicado que su objetivo es "aprovechar la sinergia que tienen todas las capitales", poniendo, entre otros ejemplos, el eje Málaga-Sevilla.
RECELOS DE MÁLAGA
En un acto, en el que, entre otros, también estaba el propio De la Torre, así como el presidente provincial del PP, Elías Bendodo, quien había abogado, de igual modo, por que no hubiera "ningún tipo de discriminación ni privilegio" entre las provincias andaluzas, Zoido ha insistido en que con ese estatuto de capitalidad "no quiero ni privilegios para nadie ni voy a consentir agravios con nadie, así que dentro de eso cada uno defiende sus cosas".
"No quiero ningún privilegio ni ningún agravio para nadie, pero dentro de eso cada uno tiene que tener lo suyo", ha insistido el alcalde de Sevilla y presidente andaluz del Partido Popular.
No obstante, ha señalado que, "hoy por hoy, la prioridad es adoptar las medias necesarias para salir de la crisis". "Eso es lo prioritario", ha sentenciado, al tiempo que ha añadido que "todo lo demás es un tema administrativo, que tendrá que tener su desarrollo".