Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado de la hija de Bettencourt denuncia la "intromisión" de Sarkozy

El presidente de Francia Nicolás Sarkozy. EFE/Archivotelecinco.es
Olivier Metzner, el abogado de Françoise Bettencourt-Meyers, la hija de la rica heredera de L'Oréal, Liliene Bettencourt, denunció hoy la "intromisión" del presidente francés, Nicolás Sarkozy, en el escándalo en torno a la multimillonaria.
"Lo que es extraordinario es la intromisión del poder político en la justicia", según el letrado, quien cargó directamente contra Sarkozy en unas declaraciones a la emisora de radio RTL.
"El presidente de la República ya había demostrado su intromisión permanente en el caso Clearstream", dijo Metzner, en alusión a la trama sobre listas falsas de titulares de cuentas sospechosas en la que se vio implicado, aunque finalmente absuelto, el ex primer ministro Dominique de Villepin, a quien él mismo defendió.
Ahora, se ha podido ver "de nuevo" cómo el presidente ocupa "el lugar de los magistrados" a través de su antiguo consejero judicial, añadió.
"La justicia debe ser independiente", prosiguió Metzner, uno de los penalistas más reputados de Francia.
El abogado de Françoise Bettencourt-Meyers, que aseguró que no es "antisarkozysta", explicó que su misión en este caso consiste en defender los intereses de Liliane Bettencourt, de 87 años y una de las mujeres más ricas de Francia.
Lo está haciendo al servicio de la única hija de la anciana, quien denunció al amigo de su madre, el artista François Marie Banier, por "abusar" de la debilidad de la multimillonaria para conseguir grandes sumas de dinero de ella.
Metzner también criticó hoy al fiscal de Nanterre que investiga el caso, Philippe Courroye, por su supuesta proximidad a Sarkozy.
El fiscal, que en los últimos días está siendo objeto de numerosas críticas por la forma en que está llevando el caso, se defiende en una entrevista que hoy publica el diario "Le Figaro", en la que asegura que no es una persona que ceda ante las "presiones".
El objetivo de las investigaciones preliminares abiertas, añade, es "verificar si se cometieron infracciones" y, en caso de ser así, aclarar cuáles y a quién se le imputan.
Lo que comenzó siendo una disputa judicial ha derivado en un escándalo con numerosas ramificaciones por presuntos delitos de evasión fiscal o conflicto de intereses, que ha salpicado a uno de los ministros de Sarkozy, el titular de Trabajo, Eric Woerth.