Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado Jon Enparantza saldrá de la cárcel para atender a sus 5 hijos si abona 25.000 euros

El abogado de presos de la organización terrorista ETA Jon Enparantza, encarcelado hace más de dos años tras la operación contra el frente de 'makos' de la banda, podrá abandonar la prisión si abona una fianza de 25.000 euros después de que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco haya atendido a la grave "situación familiar" que atraviesa el acusado de pertenencia a organización terrorista.
Según explica un auto al que ha tenido acceso Europa Press, la esposa de Enparantza se encuentra ingresada en un hospital aquejada de una importante enfermedad y no cuenta con familiares cercanos que puedan hacerse cargo de sus cinco hijos, tres de ellos menores de 10 años.
La juez Carmen Lamela ha tomado esta decisión en consonancia con el criterio de la Fiscalía que asegura que existen, en este caso, "razones estrictamente humanitarias" y que afectan a numerosas personas que no tienen "capacidad de subsistencia independiente" para dejarle libre.
El Ministerio Público precisaba en su escrito que la familia del abogado se encuentra en la actualidad desperdigada en diversos domicilios y que no existen abuelos o tíos en condiciones de cuidarlos.
La magistrada prohíbe, además, a Enparantza, abandonar el territorio nacional y ordena que entregue su pasaporte. Deberá también presentarse semanalmente en los juzgados o dependencias policiales más cercanas a su domicilio.
Enparantza fue detenido y enviado a prisión en enero de 2014 junto a la también abogada Arantza Zulueta, Aitziber Sagarminaga y Egoitz López de la Calle y los expresos de la organización Miren Aitzane Orkoaga Etxaniz, José Miguel Almandoz Erviti, Asier Aranguren Urroz y José Luis Campo Barandiarán Uribarri.
El antecesor de Lamela al frente del Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, consideró que todos eran miembros permanentes del denominado 'KT' (Koordinadora Taldea) formado por personas vinculadas al EPPK y les acusó de ejercer como la correa de transmisión entre ETA y sus cárceles.