Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los activistas expulsados de El Aaiún dicen que fue "humillante" y que les han declarado 'persona non grata'

Los activistas que fueron retenidos este viernes en el avión a su llegada a El Aaiún, expulsados del territorio y devueltos al Aeropuerto de Gran Canaria han denunciado que la situación ha sido "humillante", puesto que las autoridades de Marruecos les retiraron los pasaportes, se los llevaron y luego les declararon 'persona non grata'.
"Ha sido humillante. Te cogen los pasaportes e ilegalmente te lo retiran. Hacen lo que quieren con ellos, luego te expulsan y te dicen que eres 'persona non grata'. ¿Por qué lo somos?", manifestó José Taboada de CEAS-Sáhara en declaraciones a Europa Press tras su llegada a Gran Canaria.
En este sentido, explicó que la delegación, formada por cinco personas --Nuria Díaz (CEAR), Sarai Martín (Mundubat), el propio Taboada y Santiago Jiménez (CEAS-Sáhara), y Carmelo Faleh (AEDIDH)-- había pedido una entrevista con el gobernador Saharaui en El Aaiún, con el alcalde de la ciudad y el Consejo de Derechos.
"Íbamos a hacer una visita con la parte marroquí y la parte saharaui para hacer un informe pero no nos permiten bajar del avión", insistió mientras comentó que hubo un momento de tensión porque los activistas no querían perder de vista los pasaportes. "Es ilegal quitarte un pasaporte sin tu estar presente", aseveró.
Taboada anunció aquí que van a denunciar esta situación ante Naciones Unidas para que se dé cuenta de que es "más necesario que nunca" el control de los derechos humanos por parte de algún sistema "que garantice que no haya esta impunidad marroquí y que gente pacífica, que no ha cometido ningún acto de ilegalidad sea expulsada como si fueran delincuentes o terroristas".
Destacó también que no tuvieron ninguna posibilidad de defensa y que enseñaron a los policías de Marruecos las cartas que tenían sobre las reuniones que habían concertado.
"PENSÁBAMOS QUE PODÍAMOS ENTRAR"
Por su parte, Sarai Martín, de Mundubat, declaró a Europa Press que los cinco activistas pensaban que podían entrar en El Aaiún, puesto que son personas legales y lo único que pretendían era ver la situación de derechos humanos del pueblo saharaui.
"No ha habido ningún motivo [de la expulsión]. El único motivo es que el Gobierno marroquí está haciendo una vulneración de derechos humanos y que no quiere que se visibilice internacionalmente", interpretó la activista.
De esta manera, indicó ellos simplemente son meros observadores que quieren contar la realidad de todos los saharauis. "Sin embargo, no nos han dejado", concluyó.