Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los activistas prosaharauis aseguran que viajan a Tinduf para llevar ayuda no para desafiar a Margallo

Advierten que una forma de intentar agotar a los saharauis "es el hambre, quitándoles el pan y la sal" y no lo van a consentir
El presidente de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), José Taboada, ha asegurado este martes en el aeropuerto de Barajas antes de comenzar su viaje a Argelia, que el principal objetivo de los 30 activistas prosaharauis que viajan a Tinduf es conseguir que no se abandone la ayuda humanitaria.
"Es una viaje de solidaridad, una llamada de atención para los que estén interesados en abandonar la ayuda humanitaria a los campamentos, queremos decirles que no lo vamos a consentir. Creemos que hay una emergencia importante, se ha recortado la ayuda a los campamentos en un 50 por ciento", ha añadido Taboada.
En este sentido, el activista ha recalcado que la responsabilidad "moral y política" de España es muy grande y ha afirmado que "el Sáhara es un país muy unido con España". "Ahora mismo hay 5.500 niños y niñas pasando el verano en las familias españolas", precisó.
EL GOBIERNO HA CREADO "ALARMA SOCIAL"
También, Taboada cree que "el Gobierno se ha equivocado, que ha hecho una retirada exagerada y rápida sin contar con las autoridades del frente polisario del Sáhara, además ha creado una alarma social".
Por lo tanto, el representante de los intereses saharauis, ha pedido al Gobierno que rectifique y ha añadido que han llevado en estos 30 años a más de 200.000 personas a conocer los campos de refugiados con toda seguridad.
"Este es un viaje también para llevar medicamentos a los hospitales y para llevar algunas otras ayudas, no es un desafío al ministro Margallo, es un acto de responsabilidad por nuestra parte que no queremos dejar a los sahárauis tirados en el desierto sin ayuda humanitaria", ha indicado Taboada.
NO ES UN DESAFIO A MARGALLO
A su juicio, las medidas que se deberían tomar son "hablar con las autoridades saharauias, buscar a los terroristas y detenerles, pero no es huir y dejar a los saharauis tirados".
Asimismo, Taboada ha afirmado que se toman medidas extras desde hace 9 meses, "ya se ha tomado un protocolo de seguridad que está por escrito, entre las medidas adoptadas los visitantes tienen que estar acompañados y hay escoltas especiales", ha contado Taboada.
Preguntado sobre qué intereses escondidos puede haber en dar de lado al pueblo saharaui, Taboada cree que "a los saharauis no se les ha podido vencer en su resistencia durante estos 37 años y hay gente que se enfrenta a ellos y que no quieren que se sigan resistiendo". Por lo tanto, dijo, "una forma de intentar agotarles es el hambre quitándoles el pan y la sal y es lo que no vamos a consentir", ha concluido Taboada.