Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La actuación del Sercla evitó la pérdida de 144.016 horas de trabajo por huelgas en el primer semestre de 2012

El sistema andaluz mediación y conciliación laboral logró que concluyesen con acuerdo el 43% de los conflictos laborales tramitados
La actuación del Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), adscrito a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, ha logrado en el primer semestre del año concluir con acuerdo el 43,8 por ciento de los conflictos laborales colectivos que solicitaron su servicio de conciliación-mediación, y en los casos en los que se incluía una convocatoria de huelga ha evitado la pérdida de 144.016 horas de trabajo.
Según indicó la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, estos resultados suponen para este sistema, gestionado por el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CRL), acumular 31,3 millones de horas evitadas de huelga desde que entró en funcionamiento en 1999.
En total, el Sercla intervino desde enero a junio en 565 expedientes de conflictos colectivos en Andalucía, que afectaban a 21.937 empresas y 276.662 trabajadores.
Los resultados en casos previos a huelga superaron a los obtenidos en la actuación del Sercla en todo tipo de conflictos laborales.
Hasta el mes de junio, el índice de acuerdos alcanzados alcanzó el 56,1 por ciento, superior en trece puntos al índice de acuerdos en todo tipo de conflictos, lo que propició evitar un total de 82 huelgas. Asimismo, el Sercla ha evaluado que las 144.016 horas recuperadas han supuesto evitar la pérdida de 4,49 millones de euros.
Por tipo de conflicto, el Sercla recibió un mayor número de expedientes con casos previos a la vía judicial, un 60 por ciento, seguido de los casos previos a huelga, un 35 por ciento, y los restantes correspondieron a otros procedimientos.
MOTIVACIONES
En cuanto a las motivaciones, la mayor parte de los que llegaron al Sercla, un 36,4 por ciento, correspondieron a diferencias en la aplicación e interpretación de convenios colectivos; un 22,3 por ciento por impago de salarios; un 17,9 por ciento por interpretación o aplicación de normas laborales; un 12,7 por ciento por la modificación de las condiciones de trabajo; un 6,35 por ciento por la negociación del convenio; un dos por ciento por despidos colectivos; un 1,4 por ciento por diferencias en las interpretaciones de acuerdos alcanzados en el propio Sercla y un 0,36 por ciento tanto en los casos de discrepancias por servicios mínimos y servicios de seguridad y mantenimiento en caso de huelgas.
Con respecto a las principales actividades económicas que protagonizaron los expedientes presentados en el Sercla, un 16,11 por ciento corresponden a empresas de actividades administrativas y servicios auxiliares; un 13,98 por ciento a industria manufacturera; un 12,57 por ciento a transporte y almacenamiento; un 11,68 por ciento al área de suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación; un 10,06 por ciento a la hostelería; un 9,56 por ciento al sector de administración pública, defensa y Seguridad Social obligatoria; un 5,66 por ciento al sector de actividades sanitarias y servicios sociales; un 5,13 por ciento al comercio y reparación de vehículos; y el resto de actividades no superó el cinco por ciento de peso en la labor del Sercla.
Entre los conflictos colectivos entre los que se han alcanzado acuerdos en el Sercla destacan algunos por su repercusión, como el de Lipasam en Sevilla; el de Limasa (empresa concesionaria del servicio de recogida de basuras) en Málaga; el del sector del comercio y la alimentación en Huelva; la antigua Koipe en Jaén; el sector de limpieza de edificios en Granada y Almería; el sector del comercio y metal en Cádiz, entre otros.