Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La acusación en la causa del borrado cree que el PP destruyó pruebas para tapar la corrupción

Los abogados de IU/ALA que interpusieron la querella por el borrado y destrucción de los discos duros en los ordenadores del extesorero del PP Luis Bárcenas han manifestado momentos antes de la declaración de éste como testigo ante el Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid que tratarán de demostrar que el partido en el Gobierno destruyó pruebas para tapar su corrupción.
Apuntan al hecho de que los equipos informáticos fueran borrados a principios de julio de 2013, antes de la declaración ante la Audiencia Nacional que llevó a prisión a su extesorero.
Así lo han señalado a la puerta de los juzgados los letrados Antonio Segura y Juan Moreno, quien ha incidido en que el PP ha sido imputado en la causa y que esperan que su representante legal sea llamado a declarar en los próximos días. Mañana lo harán, también como investigados, la gerente del PP Carmen Navarro y el responsable informático del partido Javier Barrero.
Para Moreno lo importante es "demostrar que el PP ha realizado una labor de obstrucción a la justicia" porque wegún una pericial policial la destrucción de los archivos fue el 3 de julio de 2013, antes de que Luis Bárcenas fuera citado y enviado a prisión. "Al hacerlo se intenta evitar que por la Justicia se conozca lo que había en esos ordenadores, que era algo grave que estaba siendo investigado en la Audiencia Nacional, lo que sabía su presidente", ha afirmado.
Por su parte, Segura ha indicado que esta querella no es "política", pues IU persigue "que un partido cometa delitos políticos, y curiosamente es contra el PP , que aprobó una legislación q para perseguir los daños que pudieran producir los sindicatos en las huelgas generales y ahora se han disparado en su propio pie".
La juez comienza este miércoles la investigación del caso del borrado de los ordenadores del que fuera tesorero del PP Luis Bárcenas con el interrogatorio de éste y de otras tres personas como testigos en la causa en la que se encuentra investigada la actual tesorera y gerente del partido, Carmen Navarro; su responsable de servicios informáticos, Javier Barrero y la propia formación.
** Navarro y Barrero están citados para responder como investigados el jueves día 4 ante la juez de los delitos de encubrimiento y daños informáticos a los equipos que Bárcenas utilizaba en la sede del partido.P
** En la causa está personada la Fiscalía y el propio Bárcenas como acusación particular además de las representaciones letradas de IU y la Asociación Libre de Abogados (ALA), que fueron quienes interpusieron la querella inicial; y del Observatorio de Drets Humans (DESC), organización que se sumó más tarde.
** En el auto que dictó el pasado 20 de enero la juez Freire admitió las querellas formuladas por estas organizaciones y, por primera vez en nuestro país, estrenó la figura de la imputación penal de las personas jurídicas para dirigir la acusación contra el PP, que se tiene por "querellado" en el auto de admisión a trámite del caso.
** La consideración del PP como investigado en este asunto se produce después de que la Audiencia Provincial de Madrid ordenara reabrir las diligencias previas que fueron archivadas en octubre de 2013.