Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un perito dice que el acusado de intentar quemar a su mujer y sus suegros en La Coruña era "consciente de la realidad"

Un perito ha asegurado este martes que el hombre acusado de haber pegado a su mujer antes de lesionar a sus suegros y de haber tratado de prender fuego en la puerta del domicilio donde se refugiaban, en la localidad coruñesa de Sada, era "consciente de la realidad", aunque estaba afectado por una "alteración en el control de sus actos".
La Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido la segunda sesión del juicio contra un hombre para el que la Fiscalía pide 16 años y 10 meses de prisión por los delitos de maltrato, lesiones y tentativa de incendio.
Según el escrito del Ministerio Fiscal, el acusado pegó a su esposa y lesionó a sus suegros con un cuchillo, además de tratar de prender fuego en la puerta de la casa donde sus familiares se refugiaron de la agresión.
En la segunda sesión del juicio, uno de los peritos que elaboró un informe psiquiátrico del acusado ha asegurado que, en base a sus conclusiones, el procesado se encontraba en un estado de alteración que no le haría perder "la consciencia de la realidad".
"Lo único que hay es alteración en el control de sus actos", ha destacado este perito, que ha insistido en que el "estado pasional" por el que estaría afectado el acusado en el momento de los hechos "no podría haber anulado sus capacidades cognitivas".
CONSUMO DROGAS Y ALCOHOL
"Se mantiene la consciencia, pero la persona se ve como superada por la situación y actúa de una forma de agresión. El modo de actuar no es el adecuado, pero tiene consciencia de la realidad", ha manifestado este experto, que ve "irrelevante" el consumo de alcohol que podría haber ingerido el procesado.
Frente a esto, varios forenses que realizaron un examen en prisión al procesado han indicado que este manifiesta un "deterioro cognitivo importante", y que achacan al "consumo continuado de alcohol y drogas". Así, opinan que la mezcla de alcohol y fármacos pudo haber provocado "una reacción adversa".