Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro acusados de homenajear a una etarra fallecida aceptan penas de hasta dos años

Cuatro acusados por un delito de enaltecimiento del terrorismo que habrían cometido al participar en un homenaje a la etarra Lucía Urigoitia Ajuria, miembro del 'comando Donosti' fallecida en un tiroteo con agentes de la Guardia Civil el 22 de julio de 1987, han aceptado este jueves penas de hasta dos años de prisión y una multa de 2.160 euros.
En concreto Aitor Uribe Padilla, Asier Duran Nieto y Miren Jone Soloeta Garmendia han sido condenados a dos años tras admitir los hechos mientras que Amaiur López de la Calle Uribarri a un año y nueve meses. Además, Soloeta permanecerá tres años bajo libertad vigilada por tener antecedentes por un delito de daños. El fiscal solicitaba dos años y seis meses y multas superiores a 5.000.
Todos ellos participaron en el homenaje que tuvo lugar el 25 de julio de 2015, coincidiendo con las fiestas patronales del municipio vizcaíno de Otxandio. Sobre las 18.20 horas, Aitor Uribe y Miren Jone Soloeta colocaron una placa metálica, de 40x30 centímetros, en un monolito de piedra situado en la calle Elixoste. En el distintivo, aparecía representado el rostro de la etarra junto a varias palabras, en las que se podía leer "Tu lucha vive en nosotros".
SIETE EX PRESOS EN EL ACTO
Uribe se encargó de instalar el sistema de megafonía, mientras que Duran colaboró en la colocación de los altavoces y Lopez de la Calle llevó las flores. Uribe mostró tres pancartas con las fotografías de los etarras Ramón Aldasoro, Iñaki Crispin Garcés y Enrique Garate, junto al anagrama de Herrira.
En el acto, al que asistieron unas cien personas, Soloeta leyó un texto en el que presentaban a la etarra fallecida como una "víctima más del terrorismo de Estado" y, a su término, dos 'dantzaris' bailaron en su honor, 33 personas participaron en una ofrenda floral y se cantó el himno al soldado vasco.
Entre el público, se encontraban siete expresos de ETA, el alcalde y dos concejales de Otxandio, así como el regidor de Ubidea. Asier Duran guardó las pancartas con las fotografías de los etarras en un gaztexte de Otxandio, por lo que la Fiscalía reclama la destrucción del material.