Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal propone una querella contra una alcaldesa del PP de Castellón por prevaricación en contratos municipales

El fiscal instructor ha propuesto al fiscal jefe de la Fiscalía de Castellón la presentación de una querella contra la alcaldesa de Cabanes, la 'popular' Estrella Borrás, por los delitos de prevaricación, fraude y negociaciones prohibidas a los funcionarios por la contratación de un despacho de arquitectos en 28 ocasiones en cinco años, en el que tenía participación el arquitecto municipal de la localidad.
Así consta en el escrito, en el que también se propone la formalización de la querella contra el arquitecto municipal, todo ello a raíz de una denuncia formulada en su día por Compromís. La coalición ha explicado en un comunicado que el despacho de arquitectos logró más de 200.000 euros mediante contrataciones municipales mientras uno de sus miembros era funcionario interino a tiempo parcial, entre 2008 y 2013.
Los 28 contratos se firmaron por un valor inferior a 23.000 euros y, según señala la formación, se adjudicaron "sin encontrar por parte del secretario municipal ninguna causa que justificara la externalización de estas adjudicaciones, cuando podían haber sido realizadas por parte del arquitecto municipal".
En el decreto del fiscal instructor se especifica que la contratación se realizó para efectuar "proyectos, estudios y obras municipales", todos ellos menores por los que únicamente la ley exige la aprobación del gasto y la incorporación de las facturas correspondientes. El despacho publicitaba un equipo de varios arquitectos, entre ellos el municipal de Cabanes.
En la certificación de mayo de este año, el secretario del consistorio manifestó desconocer los motivos por los que se recurrió a la contratación externa del despacho, ni se explicó por el Ayuntamiento ni por el responsable de la contratación.
La alcaldesa fue citada a declarar por el fiscal "como persona investigada" en julio, aunque se suspendió este acto porque compareció sin abogado. Se le repitió la cita para el pasado 20 de agosto, aunque comunicó una situación de baja, por lo que se suspendió de nuevo.