Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La alianza militar postsoviética crea fuerzas colectivas, pese a las abstenciones

El presidente ruso, Dmitri Medvédev. EFE/Archivotelecinco.es
La alianza militar postsoviética creó hoy sus fuerzas colectivas de reacción rápida, pese a la abstención de dos de sus miembros, Bielorrusia y Uzbekistán.
El acuerdo fundacional de las fuerzas de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) fue firmado por Rusia, Armenia, Kazajistán, Kirguizistán y Tayikistán, mientras Bielorrusia no asistió a la cumbre de Moscú y Uzbekistán se abstuvo.
El presidente ruso, Dmitri Medvédev, procuró restar importancia a estas disensiones, al afirmar que la OTSC mantendrá sus puertas abiertas para que Bielorrusia y Uzbekistán puedan sumarse en el futuro al acuerdo sobre las tropas colectivas del bloque.
"Algunos países todavía sopesan la posibilidad de participar o no en estas fuerzas. No veo en ello nada dramático", dijo el dirigente ruso, quien precisó que Uzbekistán "tiene una serie de dudas" respecto a las obligaciones y competencias de las mismas.
Pero el jefe del Kremlin no pudo contener su malestar al lamentar la "histeria lechera" del líder de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, que se negó a acudir a la cumbre en protesta por la prohibición rusa de importar productos lácteos bielorrusos.
Medvédev acusó a Lukashenko de "politizar" excesivamente ese litigio comercial por extenderlo a un asunto común tan importante como la creación de las fuerzas colectivas de reacción rápida.
Sin embargo, la Cancillería bielorrusa calificó de "ilegales" las decisiones de la cumbre, al insistir en que los acuerdos en la OTSC se adoptan por consenso y carecen de valor sin el visto bueno de uno de sus miembros.
El jefe de Estado ruso destacó como el principal resultado de la reunión la firma del acuerdo fundacional de las fuerzas colectivas, que reglamenta su composición y actividad.
"Hemos adoptado unas decisiones muy serias para perfeccionar los mecanismos de seguridad colectiva y fortalecer sustancialmente el potencial de nuestra organización", dijo sobre el pacto militar.
Las tropas colectivas de la OTSC permitirán "reaccionar inmediatamente a todos los desafíos y retos, ante todo el terrorismo, el crimen transfronterizo y el narcotráfico", señaló, según la agencia oficial Itar-Tass.
Las fuerzas colectivas, que según Medvédev "no deben ser peor que la OTAN", incluirán tropas móviles dotadas del armamento más moderno, así como unidades del Interior, servicios secretos y ministerios de Situaciones de Emergencia.
De acuerdo con fuentes rusas, Uzbekistán, como condición para participar en estas fuerzas colectivas, exige que las decisiones sobre su empleo se adopten por consenso, y no por mayoría, y que esas tropas no puedan utilizarse para resolver conflictos entre los países del bloque.
Se espera que el núcleo de las tropas de reacción rápida esté integrado por una división y una brigada de asalto de las fuerzas aerotransportadas de Rusia.