Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ampliación del Centro de Salamanca añadirá dos nuevas sedes con una inversión global de casi 18 millones

El Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH), antiguo Archivo de la Guerra Civil situado en Salamanca, contará con dos nuevas sedes en la ciudad que le permitirán quintuplicar el espacio para albergar documentos y guardar los vestigios franquistas que se están retirando de distintas dependencias oficiales del país.
En la última reunión del Patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte informó de las obras contempladas en el Plan de Impulso del CDMH, que prevén inversión global de casi 18 millones de euros.
A los dos edificios que actualmente ocupa el centro, el próximo otoño incorporará una segunda sede ubicada en la Plaza de los Bandos de Salamanca, cuyo montante global será de 10,1 millones a dividir entra las obras (9,5 millones) y su equipamiento (600.000 euros).
En respuesta a los diputados socialistas Federico Buyolo y José Andrés Torres Mora, recogida por Europa Press, Educación detalla que esta nueva sede permitirá al Centro de la Memoria multiplicar por cinco sus fondos documentales, pasando de 6,2 a 30 kilómetros lineales de documentos.
DOCUMENTOS DEL PCE, FUNDACIONES Y EXMINISTROS DE UCD
Ello permitirá depositar nuevos archivos de instituciones franquistas como el Movimiento Nacional y la Organización Sindical, así como documentos del Partido Comunista Español (PCE), de las fundaciones Pablo Iglesias, Primero de Mayo y Largo Caballero, y de colecciones particulares de figuras de la Transición como Antonio Fontán, Joaquín Garrigues Walker o Alfonso Osorio, de la extinta UCD.
Con estos cambios, el centro se convertirá en referencia internacional porque posibilitará el estudio y difusión de forma conjunta de los documentos oficiales, no oficiales y clandestinos, públicos y privados, colectivos e individuales, sobre conflictos políticos, militares y los cambios sociales del siglo XX.
Más adelante el centro sumará una tercera sede que será construida sobre una parcela de 6.769 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento de Salamanca y donde se ubicará el depósito de la documentación y se guardarán, en una nave contigua, los símbolos y vestigios del franquismo que se están retirando en los últimos años en virtud de la Ley de Memoria Histórica. Estos dos edificios de la tercera sede supondrán una inversión de otros 7,7 millones.
YA NO CABÍAN MÁS VESTIGIOS
Recientemente, y a través de otra respuesta parlamentaria, el Gobierno reconoció que el Centro Documental de la Memoria Histórica con sede en Salamanca ya no tenía espacio para albergar más objetos del franquismo retirados de edificios públicos.
A instancias del diputado de Amaiur Jon Iñarritu, que se interesaba por los objetos de la dictadura catalogados en 2009 en embajadas españolas de diez países diferentes, el Ejecutivo explicaba que estaba almacenando vestigios en la sede central del Ministerio de Educación debido a "la imposibilidad actual del Centro de Salamanca para albergar más objetos".