Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un partido anuncia recurso ante el Supremo y el TC tras perder 19 candidaturas al anularse parte de sus avales

El partido político Por un Mundo más Justo (PUM+J) ha anunciado que recurrirá por la vía de lo contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo y en amparo ante el Tribunal Constitucional contra la decisión de las juntas electorales de tumbar 19 de sus candidaturas para las generales del 20 de noviembre tras anular parte de los avales adjuntados.
La aplicación de la última reforma electoral, que introdujo la obligación de acompañar cada candidatura provincial de los partidos extraparlamentarios con las firmas del 0,1 por ciento de los electores, ha reducido a la mitad el número de listas presentadas con relación a 2008. Sólo en Madrid, en las últimas elecciones se registraron 98 candidaturas y ahora sólo hay 26, lo que supone una reducción del 75 por ciento.
Estas cifras podrían reducirse aún más pues en estos días las juntas provinciales están verificando las firmas presentadas y, según el PUM+J, ya se han anulado alrededor del 15% de los avales recogidos por considerarlos ilegibles o incompletos.
Y todo ello, sin tiempo para poder corregir los errores. Este partido recuerda que la Junta Electoral Central anunció el 15 de septiembre que, "en caso de irregularidades en los avales presentados o de insuficiencia de estos, se concedería un plazo de subsanación de 48 horas", y en cambio, un mes después, aseguran que sólo se les ha dado 24 horas para acabar concluyendo que "la insuficiencia de avales no es subsanable".
ARREGLARLO EN 24 HORAS
Estos partidos se quejan de que, sin el censo electoral, les resulta imposible saber si el avalista que firma y asegura estar censado en la circunscripción correspondiente o bien asegura ser mayor de edad, lo es realmente y está verdaderamente censado allí, lo que imposibilita en último término cumplir el requisito legal.
"Se nos ha exigido que fuésemos a buscar a los avalistas que nos firmaron para completar esos formularios sin permitir la entrada de nuevos avalistas y sin darnos ninguna información de cuáles eran esos avales 'ilegibles' o 'incompletos' que teníamos que rectificar", se queja Ramiro Viñuales, coordinador general del PUM+J y candidato a la Presidencia.
El resultado es que el PUM+J, que presentó listas en 43 provincias hace una semana, ha perdido 19 en este trámite de revisión. Por ello, acudirá el próximo 26 de octubre a la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo y, una semana después, el día 31, irá en amparo ante el Tribunal Constitucional.
Para el PUM+J esta reforma compromete el derecho a voto de más de un millón de personas que votan a partidos "minoritarios" y encima no tiene en cuenta su respaldo social en anteriores comicios. "¿Por qué el partido Por un Mundo más Justo (PUM+J), que en las elecciones del 2008 recibió más del 0,1% de los votos en todas las provincias españolas, no tiene acreditado ese respaldo social mínimo exigido?", se preguntan.