Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez dicta la apertura de juicio oral contra el exdiputado del PP Santiago Cervera

El juez de Instrucción número 2 de Pamplona ha dictado el auto de apertura de juicio oral contra el exdiputado del PP Santiago Cervera por un supuesto delito de chantaje al expresidente de Caja Navarra José Antonio Asiáin.
El denunciante solicita catorce meses de cárcel para Santiago Cervera mientras que el fiscal, la defensa y Kontuz! piden el archivo de la causa, según publican este martes Diario de Navarra y Diario de Noticias.
Este auto llega después de que el pasado 18 de marzo el juez concluyera la investigación del 'caso Cervera'. El magistrado señaló que consideraba que hay indicios contra el exdiputado 'popular', que, como se recordará, fue detenido en diciembre de 2012 en Pamplona en el marco de investigación por un supuesto chantaje al expresidente de CAN.
Asiáin recibió el 5 de diciembre de 2012 un correo electrónico anónimo en el que se le exigía el pago de 25.000 euros para evitar que se hiciera pública información en la que se le acusaba de haber facturado importantes cantidades de CAN por su actividad en su despacho de abogado.
Se le pedía que el dinero fuera depositado el 7 de diciembre en una muralla cercana al Club Natación de Pamplona. Asiáin denunció los hechos ante la Guardia Civil. Se preparó así un dispositivo de vigilancia para localizar a la persona que acudiera a recoger el dinero. Acudió Santiago Cervera, que resultó detenido. El diputado aseguró que había sido también víctima de una trampa por medio de un e-mail anónimo.
En el auto de marzo, el magistrado sostenía que en el presente caso "son variados los indicios racionales de criminalidad contra el imputado Santiago Cervera, cuya valoración conjunta e imparcial ha de llevar, necesariamente, al dictado de la presente resolución, sin perjuicio de lo que finalmente se resuelva por el órgano competente para el enjuicimiento, en el caso de que termine celebrándose un juicio".
El fiscal, sin embargo, había soliticado el archivo de la causa al considerar que "no existen pruebas para poder acusar formalmente" al imputado. Según expuso, a pesar del "esfuerzo" realizado por el juez instructor, en este caso los interrogantes y las incógnitas respecto de la autoría "no han resultado desplazadas o superadas por las necesarias certezas requeridas para poder formalmente formular escrito de acusación contra el imputado".