Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia del párroco asesinado en Celanova "acata" la apertura del sumario, aunque preferían que se mantuviese secreto

La defensa de Elvir y Arsen F. confía en "conocer los indicios" que llevaron a la detención de sus clientes
El juzgado de instrucción de Celanova ha decretado el levantamiento del secreto de sumario en la investigación del asesinato del párroco de Vilanova dos Infantes (Orense), Adolfo Enríquez, en marzo de 2015, al considerar que el conocimiento de la causa por parte de las partes afectadas "no va a perjudicar" a la investigación.
El abogado de Elvir F. y Arsen F. (los dos ciudadanos croatas detenidos en enero de 2016 como sospechosos del crimen y liberados dos días después) ha destacado que la decisión permitirá "conocer los motivos" que llevaron a la detención de sus clientes. Por su parte, el portavoz de la familia del párroco asesinado ha señalado que "aceptan" y "respetan" la decisión judicial, a pesar de que siempre han abogado por el secreto sumarial.
"La familia acepta, acata y respeta todas las decisiones de la jueza en esos 15 meses", ha señalado a Europa Press José Manuel Enríquez, sobrino del párroco asesinado de Vilanova y portavoz de la familia, tras conocer el levantamiento del secreto de sumario.
Enríquez ha insistido en mostrar su confianza en que "la autoridad judicial esté a la misma altura de miras que la Guardia Civil", cuyo trabajo estos 15 meses ha calificado como "magnífico".
EL SECRETO, "GARANTÍA DE EFICACIA"
Desde la familia siempre se ha abogado por prolongar el máximo tiempo posible el secreto de sumario. Así lo ha señalado Enríquez, para quien este secreto era "una garantía de eficacia para la investigación" de la Guardia Civil y para la "instrucción y esclarecimiento de los hechos", por parte de la autoridad judicial.
"Creemos que el secreto no daría pistas para que los malos, quienes sean, lleven ventaja", ha insistido Enríquez, que ha aclarado que desde el entorno familiar "no se señala a nadie" como culpable. "La familia no tiene interés en que un inocente pague por el crimen, prefiere un culpable en la calle. Pero quiere que se haga Justicia", ha dicho al respecto.
Ahora que se abre el secreto de sumario, la familia confía en que "tanto la Guardia Civil como su señoría seguirán trabajando" y, en este sentido, Enríquez ha hecho referencia a la "posible" llegada a Ourense de miembros de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, UCO, "para desatascar el tema".
Por su parte, Eduardo Mazaira, el abogado de Elvir F. y Arsen F. los dos ciudadanos croatas que fueron detenidos en enero de 2016 como sospechosos del crimen, se ha mostrado satisfecho por la decisión de levantar el secreto de sumario, pero ha considerado como "ilógico" que no se haya sobreseído el caso. Además, también ha confirmado que este miércoles "les devolvieron los móviles" a sus clientes, que les habían sido intervenidos durante la investigación.
LA DEFENSA, "MUY SATISFECHA"
"Mis clientes son inocentes. El secreto de sumario no les perjudicaba antes ni ahora", ha declarado Mazaira, que se ha mostrado "muy satisfecho" porque la decisión ha dado respuesta a una de las solicitudes presentadas desde su despacho para que se alzara el secreto de sumario y para el sobreseimiento de la causa.
Para el abogado, el levantamiento del secreto de sumario permitirá "ver cuáles han sido los indicios" que habían llevado a la Guardia Civil a acordar la detención de sus clientes y que "hasta ahora no conocía", a pesar de que ambos "siempre han colaborado" con la Benemérita.
Sin embargo, ha calificado como "contradictorio e ilógico" que la juez no haya decidido el sobreseimiento del caso. "Si los han dejado libres por falta de pruebas, porque si fueran culpables estarían seguramente en prisión provisional, ¿por qué no se acuerda el sobreseimiento?", se ha preguntado, en ese sentido.
El mantenimiento de la causa supondrá que sus dos clientes sigan como investigados y que continúen compareciendo como sospechosos todos los días 1 y 15 del mes en los juzgados de su ciudad de residencia (el mayor en Ourense y el más joven en Barcelona).
Para Mazaira esta situación está causando "perjuicios sociales muy importantes" en las familias de sus dos clientes. Así, ha relatado que la mujer de uno de ellos ha perdido su puesto de trabajo como empleada del hogar, y que uno de sus hijos ha abandonado los estudios "por miedo" y por "sentirse perseguido".
Por su parte, en declaraciones a los medios en A Estrada (Pontevedra), el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, ha confirmado que "sigue la investigación" de la Guardia Civil de Ourense, reforzados con la UCO de Madrid, para "tratar que este caso se resuelva lo antes posible" y se "aclaren las circunstancias".