Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos asociaciones judiciales se desmarcan y convocan huelga para el 18-F

El titular de Justicia, Mariano Fernández Bermejo (imagen de archivo), ha intentado que los jueces no lleguen a la huelga. Foto: EFEtelecinco.es
El nuevo portavoz de la asociación Francisco de Vitoria, Marcelino Sexmero, ha anunciado esta decisión a Europa Press después de la reunión de la dirección de la asociación. "La asociación Francisco de Vitoria ha convocado a toda la carrera para el 18 de febrero a una huelga de 24 horas", ha dicho. 
"El acuerdo entra las asociaciones ha quedado ya sin sentido, carece de objeto y causa a la vista de la reunión con el Ministerio que sólo nos ha ofrecido humo, consideramos que se ha de convocar una huelga para ese día 18 de 24 horas", ha explicado.
De este modo se rompe el acuerdo de las cuatro principales asociaciones que el pasado día 12 decidieron sustituir esta jornada de paros por actos reivindicativos de menor intensidad y otorgar un plazo de seis meses al Ejecutivo para evaluar su compromiso con la modernización de la Justicia antes de acudir definitivamente a una huelga el 26 de junio.
De las otras dos asociaciones que componían esta coordinadora interasociativa (las que reúnen al mayor número de jueces asociados), la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) aseguró que mantenía los compromisos recogidos en el documento del día 13, mientras que Jueces para la Democracia (JpD) se reunirá el próximo jueves para adoptar una postura definitiva ante la huelga del día 18.
La ruptura entre las asociaciones de jueces se produce después de que el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, les prometiese el pasado lunes un fondo de 20 millones de euros destinado a la modernización de la Justicia, que calificó como un "importantísimo esfuerzo económico añadido" y que, según dijo, "permitirá adelantar los plazos marcados". No obstante, los jueces, que ese día renunciaron a sus exigencias retributivas, aseguraron que "la situación no está resuelta". CGS