Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres asociaciones de víctimas piden a la Audiencia Nacional que prohiba la marcha del día 11 a favor de los presos de ET

Las tres asociaciones de víctimas han presentado en los últimos días escritos ante el Juzgado Central de Instrucción número 6, dirigido por el juez Eloy Velasco, advirtiendo de que los convocantes, 'Tantaz Tanta' (Gota a Gota), actúan como sucesores de la investigada Herrira o las ilegalizadas Gestoras Pro Amnistía y Askatasuna.
La Asociación-Plataforma de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo (APAVT) ha solicitado en la Audiencia Nacional la prohibición de una manifestación convocada en Bilbao para el próximo 11 de enero a favor de los presos de la banda terrorista ETA. El colectivo, que ya había anunciado su intención de pedir que se impida la celebración de esta concentración, se suma así a la iniciativa ya formalizada en las dependencias judiciales por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y Dignidad y Justicia.
"La iniciativa Tantaz Tanta es una clara respuesta a la reciente desarticulación de la estructura de Herrira, con la clara pretensión de continuar, bajo un paraguas de legalidad, con sus actividades y reivindicaciones", indica la APAVT en su solicitud ante el magistrado, formalizada este martes.
Las tres asociaciones coinciden también en advertir que la celebración de esta marcha, convocada bajo el lema 'Derechos Humanos,resolución, paz. Los presos vascos a Euskal Herria', supondría la comisión de un claro acto de enaltecimiento del terrorismo tipificado en el artículo 578 del Código Penal.
APAVT indica que bajo el acto "subyace la idea de ensalzar a quienes han sido condenados por pertenecer o colaborar con ETA o por acciones terroristas que han causado un gran número de fallecidos y heridos a lo largo del sangriento enaltecimiento y justificación pública del terrorismo".
En opinión de las tres asociaciones, permitir la celebración de la manifestación supondría autorizar una clara "humillación y menosprecio" a las víctimas, a pesar de que la marcha "quiera enmarcarse en un mero acto social, público y normalizado".
El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz autorizó el pasado sábado la celebración de un acto en Durango que contó con la presencia de más de 60 presos de la banda terrorista excarcelados tras la sentencia de Estrasburgo sobre la doctrina Parot.