Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre atrincherado en Zaragoza había discutido con su mujer, que ahora ayuda a la Policía para evitar su suicidio

Una discusión de pareja fue el detonante del suceso que desde ayer por la noche protagoniza un hombre atrincherado en un bar de Zaragoza que amenaza con suicidarse, según han informado a Europa Press fuentes policiales.
Estas mismas fuentes han precisado que esta persona es el propietario junto con su esposa del establecimiento, situado en el casco histórico de Zaragoza. Ayer por la noche tuvieron una discusión y como respuesta el hombre se atrincheró armado, pero sin ningún rehén.
Hasta el lugar se desplazó un negociador de la Jefatura Superior de Policía de Aragón para tratar de convencer al hombre de que deponga su actitud y su intención de quitarse la vida. Las fuentes consultadas añaden que junto al experto policial se encuentra la pareja del hombre.
ESPERANDO SU AGOTAMIENTO
El hecho de que no haya rehenes facilita el trabajo de la Policía, que no descarta esperar al agotamiento del hombre para sacarle del establecimiento llamado 'Maxi 2', donde acumula ya muchas encerrado.
La zona se encuentra acordonada en torno al local, situado en la calle La Salina. El encierro comenzó en torno a las 23.00 horas de este lunes. Hasta el lugar se han desplazado también miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO). Fueron los propios clientes del bar los que dieron el aviso a la Policía Nacional.