Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La belleza del Elíseo

Su vida bien podría ser el argumento de una teleserie de éxito: actriz, modelo, cantante y ahora Primera Dama de Francia. Carla Bruni se ha convertido en la luz que ilumina cada mañana los paseos del Elíseo.
 Nacida en Italia, criada en Suiza, se convirtió en una cotizada modelo de alta costura en la década de los 90. El cambio de siglo la introdujo de lleno en el mundo de la música. Se convirtió en fenómeno de masas en Francia vendiendo más de un millón de copias de su disco 'Quelqu'un m'a dit'.
Su corazón ha latido innumerables veces con distinto nombre: Eric Clapton, Mick Jagger, Donald Trump, Jean-Paul Enthoven, o el filósofo Raphaël Enthoven-con el que tiene un hijo- son algunas de sus conquistas.
Su vida cambió radicalmente en diciembre de 2007. A través de unos amigos conoció al presidente de la República francesa, Nicolas Sarkozy. Una tarde en Eurodisney, y un par de fines de semana en Egipto y Jordania, sirvieron para consolidar la relación. 1
La pareja decidió darse el eterno "sí quiero" el 2 de febrero de 2008. Pese a su rol como Primera Dama, Bruni no olvidó su faceta musical: en septiembre de 2008 sacó nuevo disco.
Su primer viaje como señora de Sarkozy centró todos los flashes. Viajó a al Reino Unido, donde se reunió con la Reina Isabel II. Las críticas le dieron el aprobado y la catalogaron como la nueva Grace Kelly por su buen hacer y estar.
Hoy visita por primera vez España en visita oficial. Una histórica ocasión para observar de cerca la belleza y la sensualidad de esta Primera Dama que ha escrito su particular cuento de hadas.