Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi la mitad de los brasileños reformaría la Constitución para reelegir a Lula

Casi la mitad de los brasileños aprobaría una reforma constitucional para permitir que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva pudiera presentarse a las elecciones para optar a un tercer mandato consecutivo, según una encuesta publicada hoy por el diario Folha de Sao Paulo.
La posibilidad de modificar la Carta Magna recibiría el beneplácito del 47% de los brasileños, frente al 49% que se opone a la medida, según la encuesta realizada por el instituto Datafolha.
Si se incluye a Lula entre los posibles candidatos de las elecciones de 2010, el ex líder sindical cosecharía en estos momentos una intención de voto del 47%, cifra que supera en 22 puntos al siguiente político de la lista, el opositor José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).
Según la misma encuesta, el Gobierno de Lula recibió la aprobación récord del 69% de los brasileños, que lo consideró bueno o muy bueno, frente al 24% que piensa que está siendo regular y el 6% que lo califica de malo o muy malo.
El propio Lula ha rechazado que se modifique la Constitución para permitir su reelección, así como también se han opuesto correligionarios del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) y hasta magistrados del Supremo Tribunal Federal.
La semana pasada, fue presentada en el Congreso una propuesta de reforma constitucional en este sentido, cuya autor es el diputado Jackson Barreto, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que forma parte de la coalición del Gobierno.
Sin embargo, la oposición consiguió frenar el trámite de la polémica propuesta, así que la hipotética reforma constitucional va a ser archivada.
La Constitución brasileña tan solo permite una reelección consecutiva, por lo que si no se modifica la norma, Lula abandonará el palacio presidencial de Planalto en diciembre de 2010, después de acumular ocho años en el poder y haber sido reelegido en 2006.
La idea de la reelección se ha avivado de nuevo en los círculos políticos en las últimas semanas, después de que se conociera que la candidata favorita de Lula para sucederle, la ministra de la Presidencia, Dilma Rousseff, sufre un cáncer linfático.