Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho años de cárcel para un preso que realizaba "secuestros virtuales"

Un tribunal de la provincia argentina de Córdoba condenó a ocho años de cárcel a un preso que desde la cárcel realizaba "secuestros virtuales", informaron hoy fuentes judiciales.
En un fallo sin precedentes, la Cámara del Crimen de Córdoba, la capital provincial, en el centro del país, aplicó la pena a Carlos González, de 33 años, quien desde su lugar de reclusión extorsionaba por teléfono a personas a las que les decía que tenía secuestrado a un familiar.
Esta modalidad delictiva comenzó a realizarse hace unos años en cárceles de Córdoba y rápidamente fue imitada en otros penales del país, especialmente en los situados en la periferia de Buenos Aires.
Mediante un llamado telefónico al azar, los presos exigen dinero, joyas o tarjetas telefónicas a la familia de la persona que dicen haber secuestrado.
Los hechos por los que fue condenado González, que cumple una pena de siete años de prisión, ocurrieron entre el 10 y el 25 de julio de 2006.
Algunos testigos declararon antes del juicio que el delincuente contaba con la complicidad de su madre, pero la investigación de un fiscal estableció que la mujer era inocente.