Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres altos cargos de Murcia dimiten tras defender su honorabilidad

Los ex altos cargos exponen que no están imputados y esperan que el partido "los vuelva a llamar" cuando se aclare todo
La directora del Instituto de Fomento de la Región (Info), Reyes Samper; la directora general del Instituto de Turismo, Mariola Martínez, y el jefe de Gabinete del consejero de Industria, Turismo, Empresa e Innovación, José Fidel Saura, que han presentado este martes su renuncia tras ser detenidos e interrogados por la Guardia Civil en el marco de la 'operación Púnica', han tachado de "tremenda injusticia" lo ocurrido, pero "queremos ser un ejemplo para todos y que no haya duda alguna sobre nuestra honorabilidad".
Confiados en que el tiempo demostrará su inocencia, han declarado que "no tenemos nada que ver con este asunto", a día de hoy, "no estamos imputados, no hay imputación ni por parte de un juez ni del fiscal, las diligencias eran policiales, salimos igual que entramos, sin ningún tipo de cargo" y "esperamos volver pronto para decir que no hemos tenido nada que ver".
En una multitudinaria rueda de prensa, ofrecida en la Consejería de Turismo y arropados por el propio consejero, Juan Carlos Ruiz o el alcalde de Molina de Segura, Eduardo Contreras, entre otros, Reyes ha explicado que declaró "voluntariamente" ante la Comandancia de la Guardia Civil, "en ningún momento estuve detenida y a día de hoy no he recibido notificación ninguna ni estoy imputada judicialmente" tras lo que ha indicado que, ante esta situación, presenta su dimisión "por respeto" al INFO.
Reyes, que ha asegurado que el Instituto de Fomento "sólo tiene encima de la mesa una propuesta de posicionamiento online del pasado viernes", de diez folios, con la empresa que se está investigando, Madiva, y que "no teníamos ningún tipo de relación expresa", ha agradecido el apoyo de la familia, de su equipo y "las personas que siempre han confiado en mi" y mostrado su deseo de que "en algún momento, se haga justicia sobre todos nosotros".
Por su parte, José Fidel Saura ha insistido en que ninguno de los tres tienen imputación judicial pero, ha explicado, "presento mi dimisión porque no quiero perjudicar la imagen del partido y del Gobierno regional, que tan bien está haciendo las cosas".
Saura, que estuvo retenido en el cuartel durante varias horas, ha defendido su inocencia, a pesar de que "no tenemos información sobre la trama", pues "jamás nos hemos beneficiado de dinero público alguno".
"Nunca imaginé verme en esta situación", ha declarado, por su parte, Mariola Martínez, quien fuera concejala del Ayuntamiento de Molina de Segura antes de ponerse al frente del Instituto de Turismo hace seis meses, "no tengo nada de que esconderme, nunca me he llevado un céntimo de la Administración, nunca he participado ni tenía conocimiento de la existencia de ninguna trama y ayer colaboré con la Guardia Civil sin que se me comunicara imputación de delito alguno".
Martínez ha defendido así su "honorabilidad" y ha destacado que, a raíz de los acontecimientos "y para que la ciudadanía no pueda plantearse dudas", abandona su cargo "a la espera de que se decrete oficialmente, y así será, que no estoy involucrada en ninguna supuesta trama".
Los tres ex altos cargos han explicado que la decisión de dimitir la han tomado tras reunirse los tres esta mañana con el consejero Juan Carlos Ruiz porque "no podemos dañar, en ningún momento, la imagen de esta Consejería", además "no tenemos nada que esconder" y esperamos se resuelva "pronto", ha recalcado Mariola Martínez, tras indicar, al ser preguntados por cómo ven que el presidente de la Comunidad, Alberto Garre, ya anunciara que los iba a cesar cuando hay otros altos cargos imputados en sus puestos, "allá cada uno con lo que entienda que debe hacer".
Nosotros, ha continuado, "entendíamos que debíamos tomar esta medida, muy injusta y dolorosa, porque estábamos metidos en un plan de trabajo muy ilusionante con ganas de poder cambiar y hacer muchas cosas con los ciudadanos de la Región". A su parecer, "hemos demostrado en poco tiempo lo que somos capaces de dar y nos sentimos orgullosos del trabajo realizado durante estos meses"; un trabajo "que podemos seguir desarrollando en el Instituto".
Al respecto, la ya ex directora general del Instituto de Turismo ha explicado que el pasado viernes se firmó un contrato "menor" de 24.000 euros con Madiva, "conforme al reglamento", para "posicionar a la Región de Murcia en el mercado británico".
UNA PROPUESTA "ORIGINAL E INTERESANTE"
Una propuesta "bastante interesante y original", siendo la primera que trabajaban con la misma, ha asegurado Mariola Martínez, un contrato que "ni se ha pagado ni ejecutado". "El procedimiento fue perfecto, no tiene ningún sentido", ha enfatizado. Al hilo, Saura ha manifestado que es un contrato "ridículo cuando se está hablando de una trama de 150 millones", se trata de una empresa "que está siendo investigada y que tiene aquí un contrato y punto" pero "no sabemos más".
Preguntados por el secretario técnico del Instituto de Turismo de la Región de Murcia, Jesús Norberto Galindo, --detenido dentro de la misma operación--, los ex altos cargos han dicho desconocer su situación, "está todo bajo secreto de sumario", no sabemos de qué se acusa a ninguno de los detenidos.
Sobre el ex alcalde de Cartagena, José Antonio Alonso, el que fuera jefe de Gabinete del consejero de Industria ha asegurado conocerlo "pero ya está, no hay más", es una persona que conozco "como a tantas otras".
Finalmente, los ex altos cargos han mostrado su deseo de volver una vez se aclare la investigación, "eso espero de mi partido", ha declarado Martínez. "Obviamente ahora nos toca pasar un mal trago, defender nuestra inocencia y honor si llega el caso" pero "sería de justicia, si acaba como esperamos, que es bien, se restituya nuestro honor en todos los ámbitos posibles, aunque el daño ya está hecho".
A día de hoy no estamos imputados, han concluido, "hemos hecho un gran gesto a la ciudadanía de esta Región y al partido al que representamos" y con la misma esperan que el partido "nos vuelva a llamar".