Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nóos, el “martirio” de la Monarquía

En febrero de 2011 se produjeron los primeros registros judiciales en empresas vinculadas a Urdangarín. Desde entonces, la monarquía ha tratado de levantar un cortafuegos entre la institución y la pareja para no verse afectada por un escándalo que, por primera vez, ha sentado en el banquillo de los acusados a una Infanta de España. Este caso de corrupción, unido a otros escándalos protagonizados por el rey Juan Carlos, han llevado a la Casa Real a ser suspendida por los españoles. Desde su llegada al trono en 2015, Felipe VI se ha propuesto que la monarquía recupere el prestigio y el respeto de antaño.