Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La defensa del catalán y Espriu marcan el acto institucional del Gobierno catalán y Parlament

Empieza con media hora de retraso por la lluvia pero se celebra completo
La defensa de la lengua catalana y el recuerdo al escritor Salvador Espriu en el centenario de su nacimiento han marcado el tradicional acto institucional de la Diada que Govern y Parlament han organizado este miércoles un año más en el Parc de la Ciutadella de Barcelona.
El acto, conducido por la actriz Mercè Pons, ha empezado con media hora de retraso por la lluvia, pero esto no ha impedido que el aforo estuviera prácticamente lleno, y eso que los asistentes han tenido que abrir el paraguas en varias ocasiones, sobre todo al inicio del acto.
La reivindicación del catalán ha llegado de la mano del presidente de la sección filológica del Institut d'Estudis Catalans, Isidor Marí, que ha recordado que este año se cumple el centenario de la promulgación de las normas ortográficas del catalán por parte del instituto, claves para entender la unidad lingüística y cultural.
Marí ha asegurado que Catalunya se enfrenta a un "plebiscito decisivo" que ganará, y ha destacado que el futuro debe cimentarse en la convivencia y la cohesión social que se construye en las escuelas catalanas, una clara defensa de la inmersión lingüística.
El tributo a Espriu lo han protagonizado conocidos actores catalanes como Àlex Casanovas, Clara Segura, Eduard Farelo, Mercè Martínez, Jordi Boixaderas y Carme Elias, que han leído fragmentos de la obra del escritor nacido en Santa Coloma de Farners, como sus Notes Autobiogràfiques, Assaig de càntic en el temple o Per una suite algueresa.
El recuerdo al autor, al que se ha evocado como una de las figuras más se ha preocupado por la supervivencia y la evolución de la lengua catalana, también ha llegado a través de la música de Blaumut, Túrnez & Sesé y Carles Dénia.
En el acto también se ha recordado el 800 aniversario de la Batalla de Muret, el 600 aniversario de la muerte de Bernat Metge --el primer representante del humanismo y el renacimiento de las letras catalanas--, y el 50 aniversario de las declaraciones del abad de Montserrat Aureli Escarré al periódico Le Monde hablando de la relaciones Catalunya-España en pleno franquismo.
El actor Joan Pera ha leído algunos fragmentos de aquellas declaraciones, en las que el abad lamentaba que España seguía fracturada por dos bandos, pedía que el pueblo pudiera escoger a su gobierno, y aseguraba que el Estado no podría declararse católico si no cambiaba de "principios políticos".
CARMEN AMAYA
El acto ha encarado su recta final al ritmo de flamenco para recordar el 50 aniversario de la muerte de Carmen Amaya, bailaora y cantaora gitana nacida en el barrio barcelonés del Somorrostro, y ha sido su sobrina nieta Karina Amaya la encargada de hacerlo bailando, en la que ha sido una de la actuaciones más aplaudidas.
Antes de finalizar con el himno de Catalunya, 'Els Segadors', la presentadora ha recordado las "víctimas del terror" en los atentados de las Torres Gemelas de Nueva York, y al pueblo chileno por el golpe de Estado a Salvador Allende, dos hechos históricos que también se vivieron un 11 de septiembre, momento que también ha sido muy aplaudido.
En la zona del público abierta a todos los ciudadanos el número de 'senyeras' ha rivalizado con el de 'estelades', y ha sido sólo al finalizar el acto ando se han oído largamente gritos de 'Independència'.