Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres de cada cuatro catalanes cree que los políticos solo persiguen beneficiarse

La desafección crece y se constata en muchas preguntas del sondeo de la Generalitat
El 72,4% de los catalanes está "más bien de acuerdo" con que los políticos solo persiguen su propio beneficio, según el barómetro del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat presentado este martes, y en cuyos resultados se hace patente la creciente desafección en gran parte de las preguntas del sondeo.
El 80,5% --en una encuesta de principios de octubre a 2.500 individuos y con un margen de error del 2,47%-- sostiene también que los políticos no tienen en cuenta lo que piensa la gente.
Este desencanto se plasma también en que la insatisfacción con la política se sitúe como el tercer problema de Cataluña, por detrás del paro y del funcionamiento de la economía, y en que un 9,3% lo considere el principal problema.
Además, el 45,1% consideran que ningún partido puede dar respuesta a los problemas de Cataluña, y un 26,3% no siente simpatía por ningún partido, siendo esta la opción con más adeptos, por delante de cualquier formación.
De esta desafección también sale mal parada la confianza en las instituciones: los encuestados suspenden con un 4,92 a la Generalitat, y la valoración del Gobierno central se sitúa en el 3,2.
Tampoco los principales líderes políticos superan el juicio de los ciudadanos: solo aprueban el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas (CiU), con un 5,81 y un 5,43 respectivamente.
Por detrás se sitúa el nuevo presidente de ERC, Oriol Junqueras, que obtiene un 4,79, seguido del secretario general de ICV-EUiA, Joan Herrera, con un 4,71; la ministra de Defensa y candidata del PSC a las generales, Carme Chacón, con un 4,57, y el presidente del PSC en el Parlamento, Joaquim Nadal, con un 4,55.
Peor parada sale la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, que obtiene un 3,10, siendo el líder de C's, Albert Rivera, el peor valorado con un 3,02, mientras que los candidatos de ERC y de ICV-EUiA a las generales, Alfred Bosch y Joan Coscubiela, logran un 4,54 y un 4,33 respectivamente, aunque más de la mitad de los encuestados les desconoce.