Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de medio centenar de aviones, 3.000 militares y 43 vehículos protagonizarán el desfile del 12 de octubre

Defensa estima el coste de la parada en 800.000 euros sin contar la exhibición aérea porque esas horas de vuelo ya estaban programadas
Los actos militares previstos para el próximo 12 de octubre recuperan este año la exhibición aérea después de dos años de ausencia con la participación de 52 aeronaves tanto españolas como extranjeras. A continuación, el desfile terrestre con unos 3.000 militares, incluidos representantes de varios países del Magreb como Marruecos, y 43 vehículos no blindados que marcharán por el centro de Madrid. Todo ello en el primer desfile de la Fiesta Nacional que presidirá Felipe VI como Rey de España.
El acto, que discurrirá entre la Plaza de Colón y el Paseo del Prado, tiene un coste estimado en 800.000 euros --similar al de 2013-- aunque sin contar con la exhibición aérea, cuyo presupuesto no ha sido precisado al estar ya incluido en las horas de vuelo previstas por el Ejército del Aire para este año, según ha informado el Estado Mayor de la Defensa.
Al igual que la parada del año pasado, los actos militares estarán presididos por Don Felipe, pero esta vez como monarca, ya que el año pasado lo hizo todavía como Príncipe de Asturias en sustitución de Don Juan Carlos, quien se encontraba convaleciente de una operación de cadera a la que se había sometido unos días antes.
Los actos se iniciarán en torno a las 10.30 horas con la llegada de los Reyes a la plaza de Neptuno de Madrid, donde serán recibidos por las principales autoridades civiles y militares y recibirán los honores de ordenanza. A continuación, Don Felipe revistará el Batallón de la Guardia Real, que le rendirá honores.
CAMBIOS DE PROTOCOLO
La presencia de un nuevo Rey en el desfile por la Fiesta Nacional obligará a realizar cambios en el protocolo. Así, tanto el escudo real como el guión real que se podrán ver durante la parada serán los que adoptó Felipe VI a su llegada al trono el pasado junio.
Tras los homenajes a la bandera y a los que dieron su vida por España, la Patrulla Águila, formada por siete aviones C-101 de la Academia General del Aire, realizará una pasada formando los colores de la enseña nacional.
A continuación dará comienzo el desfile aéreo, en el que participarán 27 aviones y helicópteros españoles así como 25 aeronaves de Suiza, Italia y Países Bajos. Todo ello con el objetivo de dar protagonismo al Ejército del Aire, que este año conmemora el 75 aniversario de su creación.
El público asistente podrá disfrutar de una exhibición de todos los tipos de aeronaves de que dispone el Ejército del Aire, que incluyen cazas Eurofighter, aviones de transporte Boeing 707 y Hércules C-130 o helicópteros Superpuma, entre otros.
La Patrulla Aspa, el grupo de helicópteros de vuelo acrobático, también hará una exhibición, al igual que tres patrullas acrobáticas de Suiza e Italia. Una nueva pasada de la Patrulla Águila pondrá fin al desfile aéreo, que tendrá una duración estimada de algo más de tres minutos y medio.
DESFILE TERRESTRE
Al mando del jefe de la Brigada de Infantería Acorazada 'Guadarrama' XII, general José Conde de Arjona, comenzará el desfile terrestre --que este año tampoco incluirá carros de combate-- con la sección de motos de la Guardia Real, a la que seguirán la Unidad de Veteranos y la Unidad de Reservistas Voluntarios de las Fuerzas Armadas.
Como viene siendo habitual, este punto del desfile incluirá una representación de la Asociación Española de Militares y Guardias Civiles con Discapacidad (ACIME). Cinco veteranos con diferentes grados de minusvalía debido a heridas sufridas en acto de servicio desfilarán en el segundo vehículo.
La primera agrupación a pie estará encabezada por un batallón de la Guardia Real e incluirá banderas de los países miembros de la Iniciativa 5+5 --España, Argelia, Francia, Italia, Libia, Malta, Marruecos, Mauritania, Portugal y Túnez-- que portarán representantes de los ejércitos de dichos países.
A continuación, les llegará el turno a un batallón de alumnos de la Armada, un escuadrón de alumnos del Ejército del Aire, un batallón de alumnos del Ejército de Tierra y un batallón de alumnos de la Guardia Civil.
BATALLÓN DE LA ARMADA Y ESCUADRÓN DEL AIRE
Seguidamente, una compañía de la Agrupación de Infantería de Madrid y una compañía marinería de la Flota de la Bahía de Cádiz formarán el batallón de la Armada, que irá seguido de un escuadrón del Ejército del Aire, compuesto por una escuadrilla de la Agrupación del Cuartel General y otra escuadrilla mixta con personal de las bases aéreas de Madrid --Cuatro Vientos, Getafe y Torrejón--.
Esta segunda agrupación a pie también incluirá a una compañía de la Unidad Militar de Emergencias (UME) así como una compañía del Grupo de Reserva y Seguridad nº 1 de la Guardia Civil.
Ambas precederán al batallón del Ejército de Tierra, formado por una compañía de la Bandera de Infantería Ligera Paracaidista I, una compañía del Regimiento 'Inmemorial del Rey' nº 1 y, por último, una compañía de esquiadores-escaladores del Regimiento 'Montejurra'. Esta agrupación finalizará con el paso de un batallón de la Brigada de Infantería Acorazada 'Guadarrama' XII.
La cuarta y última agrupación a pie de unidades con paso específico estará formada por la VII Bandera de la Legión con su carnero y los Regulares de Ceuta. Cerrarán la parada militar las unidades a caballo que serán la Sección Hipomóvil de la Batería Real y el Escuadrón de Sables de la Guardia Civil.
Finalizado el desfile, los Reyes se trasladarán al Palacio Real para ofrecer la tradicional recepción a las más altas autoridades del Estado. Una vez se retiren de la plaza de Neptuno, una sección de honores del Cuartel General de la Armada procederá al arriado de la enseña nacional.