Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La médico que certificó la muerte del empresario del Raval confirma que llegó en estado crítico al hospital

Le sorprendieron las lesiones que Benítez tenía en la cara.
La médico que redactó el informe de la muerte del empresario del Raval (Barcelona), José Andrés Benítez, ha confirmado este viernes en su declaración como testigo ante la juez que la víctima llegó al Hospital Clínic de la Ciudad Condal en estado crítico, con parada cardiorrespiratoria y que era muy previsible su muerte.
Según han explicado fuentes judiciales, la doctora ha detallado que le sorprendieron las lesiones que Benítez tenía en la cara -presuntamente provocada por la reducción de los Mossos d'Esquadra- pero que ante el estado crítico que presentaba, éstas no eran las que merecían una atención prioritaria.
Por otra parte, el abogado de la víctima, David Aineto, ha explicado en declaraciones a los medios tras esta testifical que pedirá un nuevo peritaje porque sostiene que Benítez "no tenía ninguna dolencia cardiaca" --concretamente Wolff Parkinson White-- cuando murió la madrugada del 6 de octubre de 2013 horas después de una reducción policial a las puertas de su piso en la calle Aurora del Raval.
El abogado considera que Benítez no tenía esta enfermedad, al contrario de los que recoge la autopsia, y cree que se habla de ella porque el propio afectado lo refirió pero sin una prueba médica que lo pruebe.
Asegura que no hay electrocardiogramas que manifiesten que tuviese esta dolencia, contrariamente a lo que en su momento consideró el abogado de tres de los once mossos imputados, José María Fuster-Fabra, que aseguró que esta dolencia ya aparece en el historial clínico de Benítez del Hospital del Mar de Barcelona.