Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las claves del último abandono del PP

"La Orotava no es Hernani". O dicho de otra manera, la modulación del discurso del PP puede ser entendida en Canarias pero no es aceptable en Euskadi. La afirmación la hace uno de los más estrechos colaboradores de María San Gil. La voz cantante de la ponencia política para el Congreso del Partido Popular no la debe llevar, dicen en el entorno de San Gil un canario como es José Manuel Soria.
¿Quién tira del hilo del Presidente del PP de Canarias? Mariano Rajoy pretende que el discurso moderado que ahora defiende tenga su expresión en la ponencia política. El líder del PP no olvida que en el País Vasco y en Cataluña el PSOE le gana por 25 escaños. Si no recupera alguno de ellos no podrá jamás ganar unas elecciones.
De ahí la renovación del discurso tradicional de los populares que María San Gil no puede admitir. Entró en política tras el asesinato de Gregorio Ordóñez. Un terrorista de ETA, Javier García Gaztelu, "Txapote", le disparó un tiro en la nuca cuando el político vasco almorzaba con la propia San Gil. Ella fue testigo de aquel acto de brutalidad que marcó y marca su trayectoria política.
San Gil exige una estrategia clara a la dirección de partido y asegura que no es ella la que ha cambiado. A Mariano Rajoy se le abre un frente mucho más difícil de gestionar que las salidas de Acebes y Zaplana. María San Gil es un "referente moral" del Partido Popular. En el día de hoy se lo están recordando muchos en el PP a Mariano Rajoy. ¿Ganar unas elecciones o mantenerse fiel a una forma de hacer política? Ese es el dilema que deberá resolver el candidato a presidir durante otros cuatro años el Partido Popular.