Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un colaborador del 'Araba y un condenado por dar información de objetivos a ETA, entre los detenidos de Pamplona

También miembros de Segi y Ekin y un condenado por amenazar a ertzainas al grito de "vais a morir"
Entre los seis detenidos este lunes en Pamplona por asaltar la sede del PP con carteles a favor de los presos ETA se encuentran varios responsables de Segi vinculados a la 'kale borroka', un condenado por colaborar con el 'comando Araba' de la banda, un encargado de facilitar información sobre objetivos y captar militantes para la organización criminal y un condenado por amenazar a ertzainas al grito de "vais a morir".
Según han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista, sus identidades son Maider Caminos Miranda, Iker Aristu Echeverria, José Ángel Echezarreta Mancisidor, Gorka Díez de Ulzurrun Coronado, Mikel Ciaurriz Marco, Ibon Esteban Escaloni. Varios de ellos se encuentran en libertad provisional.
La única mujer entre los detenidos es Maider Caminos Miranda, condenada este mismo mes de junio a seis años de prisión por un delito de pertenencia a organización terrorista como responsable de Segi en Navarra. La sentencia consideró probado que integraba un 'Talde Y' con sede en la localidad navarra de Barañain y pertenecía como miembro activo a la organización Segi.
Durante la operación se le intervino al grupo distintos manuales de la organización ilegalizada, material que podría destinarse a actos de 'kale borroka' así como pancartas, pegatinas y folletos de tipo propagandístico relacionados con ETA, Segi, Ekin y otras organizaciones como Askatasuna.
El talde contaba también con dos zulos situados en el monte y una bajera con material inflamable "en cantidad muy superior a lo normal". Caminos fue detenida por estos hechos en el año 2008 en el marco de una operación de la Guardia Civil dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska. Se encuentra en libertad provisional desde diciembre de 2011 tras cumplir tres años en prisión preventiva.
"ZIPAYOS ASESINOS"
Otro de los arrestados es Iker Aristu Echeverria, a quien el Tribunal Supremo confirmó el 9 de junio de 2009 una condena de dos años de cárcel dictada por la Audiencia Nacional por amenazar a varios ertzainas durante una manifestación en San Sebastián a varios agentes de la Ertzaintza con expresiones como "zipayos asesinos" o "vais a morir".
El veterano del grupo es José Ángel Echezarreta Mancisidor, nacido hace 61 años en Amorebieta (Vizcaya). Fue detenido el 19 de marzo de 1998 por su relación con los miembros liberados del "comando Araba" Aitor Bores e Iñaki Garcés. En la vivienda donde fue arrestado había 64 kilos de amonal, 10 de cloratita receptores y emisores para artefactos explosivos, 12 granadas de 83 milímetros marca Mecar, una pistola con dos cargadores, un cargador de pistola Browing, varias placas de matrícula y diversa documentación.
La operación antiterrorista permitió la desarticulación del 'comando Araba', con catorce detenidos. El 23 de mayo de 2001 la Audiencia Nacional le condenó a 12 años de cárcel por colaboración con banda armada, depósito de armas de guerra, municiones y explosivos y tenencia ilícita de arma de fuego.
El también arrestado este lunes es Gorka Díez de Ulzurrun Coronado. Abandonó en marzo de 2011 la cárcel de Valladolid tras cumplir seis años de condena por elaborar información sobre objetivos para la dirección de ETA y captar a nuevos terroristas, según los datos recogidos por Europa Press.
Gorka Díez, nacido en 1980 en Navarra, fue detenido en Forua (Vizcaya) el 15 de marzo de 2005 por la Guardia Civil y cuatro días después el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu decretó su ingreso en prisión por pertenencia a la banda terrorista ETA junto a otro de los detenidos este lunes Mikel Ciaurriz Marco, de 23 años.
PRESENTES EN LOS PAPELES DE 'SUSPER'
La identidad de Diez apareció encriptada en la documentación intervenida al ex dirigente etarra Ibon Fernández Iradi, alias 'Susper', arrestado en diciembre de 2003 en Francia. Según el auto de prisión del juez Andreu, Gorka Díez de Ulzurrun captó a varias personas para formar parte de los grupos que componen el aparato de información de la banda terrorista. Además, elaboró informaciones detalladas sobre objetivos de ETA, tales como concejales de PP y PSOE, empresarios y policías locales de Navarra.
En total, recabó informaciones sobre ocho personas, indicaba el auto del magistrado. Las fuentes consultadas señalaron que algunas de estas informaciones, recabadas durante 2003, estaban muy elaboradas y ya habían sido transmitidas a la dirección de ETA.
Por su parte, Mikel Ciaurriz Marco también aparecía en los papeles de 'Susper' como el miembro de Ekin, el aparato político de ETA, que coordinaba las actuaciones de Jarrai y Segi en la comarca de Ansoain (Navarra). En concreto, recibía instrucciones de la banda terrorista para activar o desactivar en determinados momentos las acciones de "kale borroka" en dicho territorio. Ante el juez, Ciaurriz reconoció haber participado en algunos actos de "kale borroka" entre los años 1998 y 2002.
EN LIBERTAD CON FIANZA
El sexto detenido es Ibon Esteban Escaloni, puesto en libertad en marzo de 2012 tras abonar una fianza de 30.000 euros. Fue detenido en octubre de 2010 por pertenecer a la organización juvenil Segi y está vinculado con actos de 'kale borroka'.
La Policía Nacional detuvo el 22 de octubre de 2010 a Ibon Esteban Scaloni en Pamplona (Navarra) en el marco de una operación contra catorce miembros de Segi. Según el auto del juez Grande-Marlaska en aquel momento la organización juvenil SEGI era "la única estructura que sintoniza plenamente con los planteamientos más radicales de ETA". Además, los arrestados constituían el segundo escalón de dirección de la banda y asumieron el mando después de que sus jefes fueran detenidos meses antes.