Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez libra una nueva comisión rogatoria a Luxemburgo para desbloquear 271.272 euros de Torres

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha librado una nueva comisión rogatoria a Luxemburgo a fin de proceder al desbloqueo de 271.272 euros de la totalidad de fondos depositados por el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, en una cuenta abierta en la entidad Credit Suisse, según un auto dictado por el magistrado.
En su resolución, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma precisa en cualquier caso que el desbloqueo parcial del dinero queda condicionado a que el imputado ordene a la entidad bancaria del Ducado que transfiera los fondos a la cuenta de consignaciones del Juzgado.
El instructor ya autorizó el pasado mes de abril desbloquear parte de los 900.000 euros que fueron localizados en la cuenta de Torres, después de que el encausado alegase la necesidad de disponer del dinero para diversos gastos, si bien debía dar cuenta de su uso ante el Juzgado. No obstante, las autoridades del país denegaron el traspaso de los fondos hasta que no hubiera sentencia en la causa.
Ahora, el magistrado ha dictado un nuevo auto en el que considera "procedente" desbloquear la suma de 271.272 euros, cursando de este modo la nueva comisión rogatoria.
Precisamente, Torres, al ser preguntado ante el juez sobre los 900.000 euros hallados en Luxemburgo, defendió que se trataba de ahorros "de toda la vida", justificando que los trasladó allí desde una cuenta de Andorra puesto que "dudaba de la fiabilidad" del sistema bancario andorrano. Se trata de unos depósitos cuya titularidad está en manos de Torres y que presuntamente salieron de la trama Nóos. Finalmente fueron bloqueados por el juez durante el curso de la instrucción del caso.
Mientras tanto, a través del mismo auto el juez ha acordado paralizar los procedimientos administrativos de apremio de las deudas tributarias generadas a raíz de la presentación, por parte de Torres, de declaraciones complementarias del IRPF e IVA en las que se atribuye el ingreso, como rendimiento de actividades económicas, de 147.800 euros. Todo ello, añade, hasta que no recaiga un pronunciamiento definitivo sobre el verdadero perceptor de esta suma.
Y es que la Oficina Nacional de Investigación del Fraude de la Agencia Tributaria (Onif) abrió un expediente por un sospechoso movimiento de 147.800 euros en billetes de 500 entre el Instituto Nóos y la empresa Aizoon, propiedad de Urdangarin y de la Infanta, que Hacienda remitió al juez Castro y sobre la que tanto Torres como el Duque pudieron dar versiones contradictorias.