Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comité de Limasa tacha de "tomadura de pelo" la oferta del Ayuntamiento de Málaga

Responsabiliza a De la Torre de esta huelga "legal" y dice que "no se puede ir de rositas"
El comité de empresa de Limasa ha considerado "una tomadura de pelo" y, por tanto, "inaceptable", la última propuesta remitida en la mañana de este mismo jueves por el equipo de gobierno municipal. Justifica su decisión en que "se obvia" la sentencia, de carácter ejecutivo, del Juzgado de lo Social número 8 de Málaga, que reconoce como único convenio colectivo vigente el de 2010-2012, previo a los recortes.
"A la hora de la verdad, la única parte que está haciendo esfuerzos es este colectivo", ha declarado en rueda de prensa el presidente del comité, Manuel Belmonte, quien ha subrayado que esta situación "ha sido creada por la propia empresa, por el reiterado incumplimiento de acuerdos firmados, con sentencias, incluso, de por medio, y respaldada por el Ayuntamiento".
De hecho, Belmonte, que se reunirá esta tarde, a partir de las 16.30 horas, junto con el resto del comité de empresa, con el alcalde, Francisco de la Torre, ha dejado claro que la huelga, que llega ya a su décima jornada, es "legal" porque "tenemos una sentencia que nos da la razón", y ha advertido de que el regidor "no puede irse de rositas".
Según el representante sindical, "cuando hemos optado por la huelga es porque ya hemos agotado todos los pasos --Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), negociaciones...--". "Están haciendo una injusticia con este colectivo", ha apostillado.
Y es que, tal y como ha subrayado, "mientras no haya otra sentencia que diga lo contrario, la del Juzgado de lo Social número 8 es la que hay que ejecutar y el convenio de 2010-2012, el que hay que aplicar". Pese a ese fallo judicial a su favor, ha insistido en que la disposición de la plantilla ha sido siempre a "hablar", aprovechando para dejar claro que "estamos todos a una, más de 1.300 trabajadores".
Ha trasladado Belmonte que la plantilla está ya "harta" del "trato que nos da la empresa y el Ayuntamiento", criticando que "para nosotros no haya dinero, pero sí para los socios privados --tienen el 51 por ciento del accionariado de Limasa-- y para despilfarros y cargos de confianza del alcalde".
PUESTOS HEREDITARIOS
Belmonte ha comunicado el rechazo rotundo a puntos de la última respuesta municipal como la consideración del acuerdo que ponga fin a la huelga como convenio colectivo, la eliminación de los puestos hereditarios o el establecimiento de una cláusula en la que los trabajadores renuncien a ejercer el derecho de huelga al menos hasta 2017.
Precisamente, sobre las dos últimas cuestiones, Belmonte ha apuntado que "es la primera vez que se habla de ello, por lo que no viene a cuento ahora". Eso sí, ha especificado que "si el alcalde se comprometiera a municipalizar el servicio de limpieza --el actual contrato finaliza en abril de 2017--, estaríamos dispuestos a hablar de cualquier artículo".
CONVENIO Y NUEVA CONTRATA
Respecto a la exigencia municipal de que el acuerdo que se alcance tenga carácter de convenio colectivo, desde el comité han advertido de que "necesitan un convenio para poder licitar el servicio; es un modo de dar seguridad a los licitadores". En suma, han alertado, "es una estrategia para justificar la privatización".
Sobre que el equipo de gobierno municipal insista en que los días de huelga no sean compensados con horas extras una vez desconvocado el paro, el presidente del comité de empresa ha aseverado que "no vamos a mendigar dinero".
Sí ha cuestionado la posibilidad de que el Ayuntamiento decrete el estado de insalubridad, lo que le permitiría la recogida de toda la basura, y ha recordado también que, tras las actuaciones realizadas ya en puntos concretos por parte de empresas externas para retirar residuos por motivos de seguridad, han puesto una demanda ante la Inspección de Trabajo por "vulneración del derecho de huelga". Además, ha asegurado que "sí estamos cumpliendo los servicios mínimos y no estamos haciendo piquetes".
En cuanto a que en una próxima asamblea de trabajadores la votación pudiera ser en urna, ha dejado claro que "no tenemos miedo a eso". "La costumbre siempre ha sido votar a mano alzada, pero si se convoca con tiempo, no tenemos ningún inconveniente", ha expuesto.
CRIMINALIZACIÓN
En líneas generales, han denunciado que se "criminalice" a este colectivo, criticando que "digan que ganamos 35.000-40.000 euros, más que los médicos", ante lo que han mostrado las tablas salariales vigentes en Limasa. "Hay que decir la verdad a la opinión pública", ha reclamado Belmonte, agregando que "parece que el único salario que pagan los malagueños es el de los trabajadores de esta empresa".
Finalmente, ha pedido "de corazón" disculpas a los ciudadanos porque "ellos son los que sufren la basura acumulada en sus puertas", pero que "nos entiendan porque estamos defendiendo nuestros derechos laborales". En este punto, ha denunciado que seis trabajadores hayan sido ya agredidos e insultados desde el inicio de la huelga.