Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos años de cárcel para el concejal de Palma que gastó dinero público en clubes de alterne

La sentencia afirma que Santos es autor responsable de un delito continuado de malversación de caudales públicos. Video: Informativos Telecinco.telecinco.es
La sentencia afirma que Santos es autor responsable de un delito continuado de malversación de caudales públicos, si bien tiene en cuenta dos circunstancias atenuantes: la devolución del dinero al Ayuntamiento y su adicción a las drogas.
El condenado, para quien el Ministerio Fiscal solicitaba tres años y seis meses de prisión y ocho de inhabilitación, deberá hacerse cargo de las costas procesales.
Javier Rodrigo de Santos pagó con una tarjeta del Ayuntamiento hasta 52.583 euros en clubes de alterne gays y una casa de masaje de Madrid. Los desembolsos se hicieron en los locales de alterne "Casa Alfredo" y "Prometeo" de Palma y en la sauna "Sabiano Gómez Serrano" de Madrid. Además, el ex edil gastó 1.825 euros en un hotel de Palma.
Durante su declaración en el juicio, el ex concejal explicó que malversó el dinero en la compra de droga. Sin embargo, el dueño de "Casa Alfredo" negó que en su local se vendiera droga y mantuvo que los gastos del ex concejal se debían a que pasaba "horas y horas" en el local con diferentes jóvenes de compañía.
Del total de dinero utilizado, 20.349 euros fueron facturados en 37 cargos a la "Lavandería Miele" de Palma, cuyo propietario es el dueño de "Casa Alfredo".
El ex concejal en el pasado mandato municipal (2003-2007) fue declarado culpable hace unos días por un jurado popular, que consideró probado el gasto en beneficio propio de dinero municipal entre los años 2006 y 2007, al tiempo que negó el indulto y solicitó que ingrese en prisión. 
El magistrado presidente del tribunal, Carlos Izquierdo, afirma que de Santos reintegró en marzo del año pasado a las arcas municipales 50.804 euros, cantidad que inicialmente la Fiscalía estimaba que utilizó.
En su día, el ex edil remitió a la alcaldesa de Palma, Aina Calvo, una carta en la que reconocía estos gastos y que los mismos se debían a un error, por lo que quedaba a su disposición para su devolución.
Perdón público
La sentencia considera probado que el condenado ha pedido públicamente perdón públicamente a través de los medios de comunicación por su comportamiento.
De Santos, reconoce el dictamen judicial, era adicto a la cocaína en el momento de los hechos juzgados, circunstancia que "disminuía de forma no intensa su voluntad para reprimirse en la realización de las disposiciones de dinero público hechas en su propio beneficio".
José Ignacio Herrero, abogado del ex concejal del Ayuntamiento de Palma, ha asegurado que se toma "para bien" la sentencia porque "lo único" que solicitó durante el juicio fue que se tuvieran en cuenta las circunstancias del delito cometido, y "han sido tenidas en cuenta".
Por el momento, el abogado no ha decidido aún si presentará recurso contra esta resolución judicial. Ha hecho hincapié en que de Santos es el "único político de España que ha devuelto el dinero", y "de manera inmediata".
Otras causas pendientes
De Santos mantiene otra causa abierta por presunto abuso de menores, por la que en la actualidad se encuentra en libertad bajo fianza tras haber sido dictada prisión preventiva contra él. Se le acusa de abuso sexual, tráfico de drogas y exhibicionismo.
Una tercera causa en su contra es también por malversación de fondos públicos, fraude, falsedad documental y cohecho en relación a la construcción del castillo infantil del Parque de Sa Riera cuando era concejal de Urbanismo. Por ese castillo infantil, el Ayuntamiento de Palma pagó 1,4 millones de euros a la empresa sueca Hags


EBP