Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La concejala de PxC con novio camerunés y otro edil de Salt abandonan el partido

Más problemas para Anglada. Foto: EFE.telecinco.es
El jefe de lista de Plataforma per Catalunya (PxC) en Salt (Girona), Carles Bonet, y la número 3, Joana Martínez, han abandonado este martes el partido por "razones éticas de conciencia y moral", aunque se quedarán en el grupo mixto sin estar adscritos a ningún otro partido, ha explicado el hasta ahora portavoz en el consistorio tras presentar su renuncia formal en el Consitorio.
Martínez anunció la pasada semana su intención de denunciar al partido y su máximo dirigente, Josep Anglada, por daños y perjuicios tras obligarla a dimitir tras exigirle los papeles de su novio de Camerún para comprobar si residía legalmente en España.

Tanto Bonet como Martínez han negado ofertas por parte de otros partidos del grupo municipal, y han argumentado que se quedan en el grupo mixto para continuar su misión de trabajar para el municipio y evitar la entrada de dos concejales que, según dicen, son "muy radicales".

Bonet, oriundo de Salt y de 41 años, ha explicado que inicialmente el discurso de PxC le enganchó y le convenció: "Principalmente entramos porque nos parecía que lo que decían no era ninguna mentira, sus propuestas estaban bien y se quería trabajar por la convivencia y ayudar a todas las personas autóctonas que se encuentran discriminadas".

Ahora el partido se quedará con un concejal, de los tres que ostentaba, después de que en las últimas elecciones municipales la formación estuviera a punto de lograr un cuarto edil.

El hasta ahora concejal y portavoz de Plataforma per Catalunya (PxC) en Salt anunció esta decisión el sábado porque se encuentra "decepcionado con los dirigentes del partido y no comparte sus ideales".
La única edil que queda lo tacha de "vergonzoso"
La única edil de Plataforma per Catalunya (PxC) en Salt (Girona), María Osuna, ha tachado de "vergonzosa" la dimisión y declaraciones de sus hasta ahora compañeros de partido, Carles Bonet y Joana Martínez, que este martes han abandonado la formación para pasar al grupo mixto. Osuna ha manifestado su indignación por la conducta de ambos, que ha considerado sin lógica ninguna, y ha advertido a los ediles de que "a ellos no les han votado, así que los votos no son suyos".
Osuna ha anunciado haber interpuesto una denuncia ante los guardias municipales de Salt contra el hermano de Joana Martínez por amenazas e intento de agresión el pasado sábado en una reunión, que derivará en un "juicio rápido" en Girona, ha apostillado la edil.
También ha explicado que el partido abordará la situación en próximos encuentros, y de hecho el próximo día 27 el partido ha convocado una concentración contra la construcción de una nueva mezquita y también contra los últimos hechos.