Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los concejales del Ayuntamiento de Huesca no podrán asistir a misas y procesiones

La Comisión de Relaciones Institucionales del Ayuntamiento de Huesca ha aprobado la modificación del Reglamento de Protocolo y Ceremonial, que incluye una nueva redacción para que los concejales no puedan asistir a actos religiosos, como misas y procesiones.
Este cambio ha sido aprobado con el voto a favor de los grupos del equipo de gobierno municipal, PSOE, Cambiar Huesca y Aragón Sí Puede, mientras que Ciudadanos se ha abstenido y los concejales del PP, que se ha manifestado en contra de esta modificación, se han ausentado de la votación por entender que las formas y los tiempos no se han cumplido. Esta aprobación deberá ser refrendada en el pleno del Ayuntamiento de Huesca de este viernes.
La redacción del nuevo reglamento especifica que el consistorio no asistirá a ningún acto que tenga carácter religioso, declinará las invitaciones que le puedan hacer y tampoco organizará, ni programará actos de carácter confesional.
Los integrantes de la corporación podrán asistir de manera particular a este tipo de celebraciones, pero sin ningún símbolo que acredite su condición, ni hacer uso de privilegios, algo que se hace extensible a los trabajadores municipales, que podrán asistir a título particular y fuera del horario laboral.
El reglamento tiene una disposición adicional que faculta al alcalde a decretar excepciones, como, por ejemplo, la procesión de San Lorenzo, patrón de la ciudad, por considerar que también es un acto popular y festivo. Igualmente, incluye un anexo en el que se hace referencia a los actos civiles y solemnes y prevé participar con todos los honores en la celebración del día de la Constitución y en el día del Justicia.
NO HAY PROHIBICIÓN
La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Huesca, Teresa Sas, ha incidido en que el reglamento no menciona en ningún momento la palabra prohibición y ha apuntado que los concejales podrán asistir a título personal a este tipo de actos.
Según ha dicho, los ediles "no van a acudir como corporación, es decir, con banda o bastón de mando en el caso del alcalde a celebraciones religiosas, pero a título particular, por supuesto, todos los concejales y empleados municipales podrán acudir a las celebraciones que consideren".
Sas ha insistido en que "no se prohíbe nada", sino que "se acomoda el Ceremonial a lo que la Constitución dispone en esta cuestión". También ha esgrimido que esta modificación se enmarca dentro de un proceso en el que la corporación municipal ha ido disminuyendo su presencia en actos religiosos. En la actualidad, asiste a nueve de ellos.
EL PP, ACUDIRÁ
El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Huesca, Gerardo Oliván, ha anunciado que sus concejales seguirán acudiendo a los actos religiosos a los que sean invitados y ha subrayado que la supresión de la presencia de ediles en actos religiosos es una prohibición que vulnera los derechos constitucionales.
"Nadie nos puede prohibir como concejales asistir a ningún sitio", donde no hay "ninguna irregularidad" y por eso ha recalcado que los concejales de su grupo "asistirán, si son invitados, a todos los actos que entiendan que deben acudir como concejales", incluidas misas y procesiones.
Por su parte, el portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, José Luis Cadena, ha comentado que el Ayuntamiento "debe representar a todos los ciudadanos, no sólo a un sector de la sociedad, sino a todos en general y debe estar allí donde le inviten".
Tanto PP como Ciudadanos han coincidido en que esta votación no ha cumplido con las formas y tiempos establecidos, algo que ha desmentido la concejal del PSOE Teresas Sas.