Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Félix Millet usó su prestigio con cargos públicos en beneficio propio

Félix MilletEFE

El fiscal especial de Barcelona para delitos urbanísticos, Antoni Pelegrí, sostiene que el expresidente del Palau de la Música, Fèlix Millet, y también su mano derecha, Jordi Montull, utilizaron su prestigio entre la clase política para "granjearse" un beneficio económico para sí mismos en el proyecto de construcción de un hotel del lujo.

"Las cosas se hicieron como quisieron Millet y Montull", ha concluido este lunes el fiscal en la lectura de su extenso informe final del juicio que se ha celebrado estas semanas en la Audiencia de Barcelona por las presuntas irregularidades del proyecto hotelero que nunca ha llegado a materializarse.
Considera que Millet y Montull "consiguieron casi todo lo que se propusieron" en sus negociaciones y tratos con las administraciones públicas, y lograron cometer irregularides durante todo el proceso de tramitación.
Precisamente, sobre la responsabilidad de los cargos públicos, el fiscal cree que en su querella fue "prudente", pues ha dicho que podría haber acusado a más personas además de a los dos exresponsables del Palau, al exconcejal de Urbanismo de Barcelona Ramon García-Bragado, al exgerente de Urbanismo Ramon Massaguer y al arquitecto Carlos Díaz.
Sostiene que ha quedado demostrado durante el juicio, y con "una documentación muy contundente", que los encausados trataron de ocultar que los solares próximos al Palau donde estaba previsto levantar el hotel habían pasado de manos de la fundación de la institución musical a un promotor privado, con el fin de simular un interés público.