Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La juez concluye que el exjefe de seguridad del Barça usó fondos del club para espiar a políticos

Martorell y el exdirector general utilizaron dinero para seguimientos a socios y periodistas
La juez ha concluido que el exjefe de seguridad del FC Barcelona y exdirector de Prisiones de la Generalitat, Xavier Martorell, presuntamente utilizó fondos del club para encargar a la agencia de detectives Método 3 "seguimientos e informes" sobre concejales y funcionarios del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona).
En un auto recogido por Europa Press, en el que traslada la causa a Fiscalía y a las acusaciones para que presenten sus escritos de acusación, la titular del Juzgado de Instrucción 24 de Barcelona achaca a Martorell un presunto delito de estafa continuada al considerar que se aprovechó de su puesto para cargarle al Barça al menos cinco facturas por un total de 24.800 euros.
Más allá del uso de estos fondos para seguimientos a políticos --a Francisco Javier Amador, Marc Giró y Juan Bautista Recasens--, la juez sostiene que tanto Martorell como el que era director general del FC Barcelona entre 2008 y 2011, Joan Oliver, encargaron a Método 3 seguimientos a socios, a otros directivos y a periodistas sin dar cuenta alguna a la junta directiva.
Se trataba, según la juez, de "seguimiento de personas o la realización de informes con el propósito de favorecer una determinada candidatura a la presidencia" del club, que fue quien presentó la querella por estos gastos injustificados.
Oliver tenía en el FC Barcelona "las más amplias facultades para la gestión y dirección de la entidad", tan solo con las limitaciones reservadas a la junta directiva y al presidente; entre sus facultades, tenía la de autorizar pagos por importes no superiores a los 50.000 euros.
La juez, que acusa a Oliver de administración desleal, sostiene que el que era director general no sólo autorizó los pagos "sino que ordenó a través del señor Martorell la realización de los controvertidos trabajos a Método 3".
UN TOTAL DE 408.661 EUROS
Oliver y Martorell presuntamente utilizaron 408.661 euros para trabajos que "en modo alguno se corresponden con las finalidades propias del FC Barcelona", como la obtención de información de futuribles candidatos y personas del entorno del club, entre otros.
Sobre Martorell, además, la juez resalta que la relación "un tanto singular" que mantenía con Método 3, porque recuerda que en febrero de 2011 cuando era director de Prisiones de la Generalitat conducía habitualmente un vehículo de alta gama cuyo 'renting' pagaba precisamente la agencia de detectives.