Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres años de cárcel para una conductora que dio positivo en alcohol y cannabis tres un accidente con un muerto

El Juzgado de lo Penal Número 3 de Arrecife, en Lanzarote, ha condenado a una mujer que responde a las iniciales de B.S.M. a tres años de prisión por un delito contra la seguridad del tráfico en su modalidad de conducción bajo los efectos del alcohol, así como por un delito de homicidio por imprudencia grave y dos delitos de lesiones por imprudencia grave.
Asimismo, se le priva del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un periodo de cuatro años y seis meses, además de perder el permiso de conducir, según recoge la sentencia.
Los hechos, en el que murió una persona, se remontan al 9 de abril de 2011, sobre las 21.30 horas, cuando B.S.M. circulaba por la carretera LZ-2, en sentido sur, en condiciones "psicofísicas muy mermadas" a causa del alcohol que previamente había ingerido, por lo que después de adelantar por la izquierda un vehículo que era conducido por un agente de la Policía Nacional, que estaba fuera de servicio, a más de 80 km/h, a la altura de la Urbanización El Cable.
Así, inicia una maniobra antirreglamentaria de cambio de dirección "brusca y repentina" a la derecha desde el carril de la autovía, en lugar de hacerlo desde el carril de desaceleración, traspasando la doble línea longitudinal continua, con intención de acceder a la citada urbanización, atravesando el carril derecho de incorporación, la zona peatonal y el carril de salida de la urbanización, todo ello a una velocidad superior a la permitida (40 km/h), como mínimo a 62 km/h, para posteriormente salirse de la vía junto a la señalización vertical de stop, seccionando un metro del muro que delimita la zona ajardinada para posteriormente chocar frontalmente contra el tronco de una palmera.
Este accidente tuvo como consecuencia dos personas heridas de diferente consideración, que eran quienes ocupaban el asiento delantero derecho del vehículo, y el asiento trasero izquierdo del vehículo.
Sin embargo, la persona que ocupaba el asiente trasero derecho, que responde a las iniciales de A.C.V., de 29 años de edad, falleció al sufrir un traumatismo craneoencefálico cerrado severo que le provocó la muerte.
POSITIVO DE ALCOHOL Y CANNABIS
Tras los hechos, a la acusada se le practicó, en el Hospital General de Lanzarote, un análisis de sangre y orina con fines terapéuticos, que arrojó un resultado positivo en alcohol de 1,65 gramos de alcohol por litro de sangre, así como resultado positivo en cannabis.
Por último, y después del fallo de la sentencia, los padres del fallecido han mostrado su satisfacción por la sentencia condenatoria, además de congratularse por los motivos de la resolución, ya que a su juicio es también "una manera de evitar" que se produzcan este tipo de tragedias con personas bajo la influencia del alcohol al volante.