Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El conservador Ivanov será el nuevo presidente de Macedonia

El candidato presidencial por el gobernante partido Organización Revolucionaria Macedonia del Interior (VMRO-DMPNE) celebra en Skopje (Macedonia), tras su victoria en las elecciones presidenciales y locales en el país. EFEtelecinco.es
El conservador Gjorge Ivanov, de la gobernante Organización Revolucionaria Macedonia del Interior (VMRO-DMPNE), se convertirá en nuevo presidente de Macedonia, tras ganar hoy claramente las elecciones presidenciales en este país balcánico.
Según los datos preliminares de la Comisión electoral (DIK), tras el escrutinio del 56,5 por ciento de los votos, Ivanov tenía el 66,21 por ciento del apoyo popular.
Su rival Ljubomir Frckoski, de la opositora Unión Socialdemócrata de Macedonia (SDSM), ex ministro del Interior y de Exteriores, obtendría 33,79 por ciento.
La Comisión electoral facilitó el dato de que tras el escrutinio del 80 por ciento, la participación en esta segunda vuelta electoral fue del 42 por ciento, con lo que superaría por dos puntos el requisito legal necesario para la validez de los comicios.
No obstante, no quiso proporcionar los nuevos resultados ante la cautela por la baja asistencia a las urnas, hasta el recuento total de los votos, que se espera termine en la madrugada del lunes.
La VMRO-DPMNE se negó a proclamar todavía la victoria, hasta que se sepan los resultados oficiales, aunque sus seguidores ya habían empezado a festejarlo en las calles de Skopje y en la sede del partido.
Ivanov, profesor de derecho en la Universidad de Skopje, de 49 años, ha sido elegido presidente por un mandato de cinco años y entra así por primera vez de forma activa en la política.
Ivanov sustituirá en el cargo al socialdemócrata Branko Crvenkovski, que ocupa la Presidencia del país desde 2004.
La victoria de Ivanov frente a Frckoski supuso una nueva derrota de la SDSM, partido ex gobernante que en los últimos años ha perdido mucho apoyo.
La SDSM felicitó a Ivanov la victoria, y señaló que su gran rival, la VMRO-DPMNE, ahora tiene "el poder absoluto en Macedonia, pero también la responsabilidad total" por el futuro del país.
Macedonia cumplió con estas presidenciales, celebradas en dos vueltas, hoy y hace dos semanas, la exigencia de la Unión Europea (UE) de tener un proceso electoral democrático y sin incidentes.
Ese requisito fue impuesto como condición crucial para el acercamiento del país balcánico a la UE después de que, en junio del año pasado, las elecciones parlamentarias se vieran ensombrecidas por la violencia armada.
Macedonia es candidato a la adhesión a la UE desde 2005, y espera poder obtener ahora una fecha de inicio de las negociaciones con Bruselas.
Este pequeño país, de unos dos millones de habitantes, tiene ante sí graves problemas políticos y económicos que necesitan soluciones sin demora.
El litigio de la denominación del país, que Grecia considera de tradición exclusiva del helenismo, bloqueó el ingreso de Macedonia en la OTAN hace un año y podría impedir también las negociaciones de adhesión a la UE.
Macedonia, uno de los países más pobres de Europa, donde el desempleo supera el 33 por ciento y el sueldo medio apenas alcanza 270 euros, podría verse pronto afectado de lleno por los efectos de la crisis financiera y económica mundial.