Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ex contable de Bettencourt retira parte de sus acusaciones contra Sarkozy

Fotografía de archivo tomada el 13 de junio de 2004 que muestra la fotógrafo francés François-Marie Banier (d) junto a la heredera de L'Oréal, la multimillonaria Liliane Bettencourt, durante su visita a una exposición de Banier en el museo Hans Lange de Krefeld, Alemania. EFE/Archivotelecinco.es
Claire Thiboult, la antigua contable de la heredera de L'Oréal, Liliane Bettencourt, ha retirado parte de las explosivas declaraciones que hizo el martes sobre la presunta financiación ilegal de la campaña del presidente francés, Nicolas Sarkozy.
"Ha dado marcha atrás" y se ha retractado "parcialmente" ante los policías que la interrogaron, informa hoy el diario vespertino "Le Monde".
El periódico asegura que, tras las controvertidas revelaciones que hizo al sitio de internet "Mediapart" el martes, los investigadores la buscaron al día siguiente, la encontraron en su "refugio" del sur de Francia y la volvieron a interrogar.
Al parecer, ella ha negado en ese segundo interrogatorio que Bettencourt, de 87 años, entregara sobres con dinero al ahora jefe del Estado cuando en los años 90 era alcalde de Neuilly, la ciudad limítrofe con París donde la multimillonaria heredera de L'Oréal tiene el palacete en el que reside.
También ha dudado en torno a fechas que había dado y ha arremetido contra el sitio de internet que la entrevistó, argumentando que sus palabras fueron tergiversadas y noveladas.
Lo que sí mantiene que es que el gestor de la fortuna de la anciana, Patrice de Maistre, le pidió 50.000 euros para dárselos al ahora ministro de Trabajo, Eric Woerth, y también tesorero del partido de Sarkozy.
El caso está en manos de la Fiscalía de Nanterre, a las afueras de París, que ha abierto una investigación preliminar sobre las supuestas aportaciones ilegales que la gobernante Unión por el Movimiento Popular (UMP), habría recibido de la rica heredera a través de Woerth.