Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Algunas de las cosas que propone Duran son difíciles de incorporar"

El presidente del Gobierno dice que la reforma constitucional ya da resultados. Video: ATLAStelecinco.es
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confía en el "sentido de la responsabilidad" y la "moderación" de CiU de cara al segundo trámite en el Congreso este viernes para la reforma de la Constitución. No obstante, ha aclarado que "algunas de las cosas que propone Josep Antoni Duran i Lleida son difíciles de incorporar". Zapatero asegura que la reforma ya "está dando resultados positivos". Sobre las discrepancias internas en el PSOE, ha señalado que ha sido Alfredo Pérez Rubalcaba quien ha conseguido que la comprensión haya sido "casi unánime".
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confía en el "sentido de la responsabilidad" y la "moderación" de CiU de cara al segundo trámite en el Congreso este viernes para la reforma de la Constitución. No obstante, ha aclarado que "algunas de las cosas que propone Josep Antoni Duran i Lleida son difíciles de incorporar". Zapatero asegura que la reforma ya "está dando resultados positivos". Sobre las discrepancias internas en el PSOE, ha señalado que ha sido Alfredo Pérez Rubalcaba el que ha conseguido que la comprensión haya sido "casi unánime". 
Para el jefe del Ejecutivo algunas de las cosas que exige el portavoz de CiU en el Congreso sobre la reforma constitucional "son difíciles de incorporar", aunque no descarta que se pudieran añadir en el desarrollo posterior de la ley orgánica. "Confío en el sentido de la responsabilidad de CiU ante este proceso de reforma en un momento tan decisivo para España" y "espero que la moderación se mantenga"
Los nacionalistas catalanes quieren que las propias comunidades autónomas limiten su déficit en sus parlamentos y que se fije un límite al principio de solidaridad. Zapatero ha señalado a este respecto que "la reforma no tiene que ver con la distribución territorial del poder", sino que se trata de llevar la norma de la ley de estabilidad presupuestaria la Constitución para hacerla más fuerte".
"Más cercanía" con Rubalcaba
El presidente sostiene que la reforma "va a dar y está dando resultados positivos" para confianza y estabilidad de España. Además, ha dicho que entiende "la intensidad del debate" aunque ha señalado que de ha hecho con "la máxima velocidad" porque "lo necesitamos". 
Sobre las discrepancias en el seno del PSOE, el presidente del Gobierno ha asegurado que tras el debate la respuesta ha sido "casi unánime" y "eso lo ha hecho Rubalcaba, por eso hay más cercanía que nunca". 
Hasta este viernes a las 14 horas los grupos parlamentarios pueden presentar sus enmiendas al texto de reforma del artículo 135 de la Constitución acordado por PP y PSOE. En la Cámara Baja socialistas y populares trabajan para reducir el distanciamiento con CiU.
Antes de la intervención de Zapatero, el ministro de Cooperación Territorial, Manuel Chaves, ha pedido a CiU "generosidad y sensibilidad para hacer posible el consenso". Chaves ha hablado del esfuerzo que debe realizarse por todas las partes y que se deben "abandonar estrategias electorales" Ha insistido en que la reforma de la Constitución "garantiza la cohesión social y es flexible".
Sobre ello, ha reivindicado que no reduce el Estado del Bienestar porque "da margen de libertad a todos los gobiernos -desde la administración local a la central- para que tomen las medidas que consideren necesarias" y tiene en cuenta las situaciones difíciles. EBP