Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La creación de empleo se hará esperar hasta finales de 2010

La crisis y el paro han sido los temas centrales de un balance que ya se ha convertido en tradición. Si ayer, el CIS revelaba que el paro es la principal preocupación de los españoles, este miércoles Zapatero ha confirmado que el paro es el gran problema de la sociedad española. El año termina para el Ejecutivo con 38 leyes y 23 decretos leyes aprobado, entre ellos los presupuestos para 2009 y 2010 con "dificultad manifiesta" según Zapatero. La Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la Ley de Extranjería o la Ley de Comunicación audiovisual también están entre las normas aprobadas y han destacado por la polémica generada.
Para Zapatero, 2010 debe ser el año para "pasar de la recesión a la recuperación, para pasar de la pérdida a la creación de empleo ". El jefe del Ejecutivo reconoce que "será una recuperación que nos va a costar trabajo" y anuncia que hasta finales de 2010 no habrá crecimiento neto de empleo.
Un millón de puestos de trabajo perdidos
"Se han destruido un millón de puestos de trabajo, el 50 % en la construcción, casi todos en la primera parte del trimestre" ha resumido Zapatero que ha enmarcado la cifra dentro de los datos globales que ponen sobre la mesa la pérdida de 50 millones de empleos en todo el mundo.
Para el jefe del Gobierno, el Plan E ha sido "un poderoso instrumento con el que hemos protegido el sistema financiero y los ahorros de los ciudadanos". La economía española pasa por un momento de tránsito para Zapatero. De cara al próximo año, se marca como metas el impulso a las reformas del sistema productivo para hacer ser más competitivos, acelerar la renovación de nuestro modelo productivo y recuperar la confianza.
Ley de Economía sostenible, sucesora del Plan E
El rumbo marcado por el Gobierno después del plan E es la ley de Economía sostenible . "El plan E fue para paliar los efectos de la crisis" mientras que la ley de Economía Sostenible será el camino para reformar el sistema producido español para Zapatero. Espera que la norma pueda entrar en vigor en verano de 2010.
Sobre la política social, el jefe del Gobierno considera que el compromiso con la cohesión y la protección social se han mantenido "aún atravesando una época muy dura con el desarrollo de leyes como la ley de dependencia o el aumento de las pensiones mínimas".
El Gobierno pretende que se llegué a un acuerdo en materia de diálogo social en los próximos tres meses. "El diálogo social ha sido un cauce fundamental para integrar, para sumar esfuerzos a favor de la prosperidad. Estamos esperanzados de que el proceso recuperado entre patronal y sindicatos facilite en el primer trimestre un acuerdo en el mercado de trabajo", ha afirmado.
Entre los objetivos de Zapatero para 2010, se ha colado es el pacto por la Educación. CGS
Un pacto que podría llegar tras una reunión con el líder de la oposición Mariano Rajoy que aún no tiene fecha pero que según el jefe del Ejecutivo se producirá.