Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los críticos de IU fuerzan una votación sobre una nueva consulta a las bases del pacto con Podemos

Los sectores críticos de Izquierda Unida forzarán este sábado en el Consejo Político Federal una votación sobre la celebración de una nueva consulta a las bases de la organización del pacto que se pueda alcanzar con Podemos para las elecciones del próximo 26 de junio, una vez se conozcan todos los detalles y condiciones del acuerdo.
La corriente encabezada por la eurodiputada Paloma López ha presentado una resolución en la que pide que los militantes y simpatizantes de IU vuelvan a pronunciarse la próxima semana sobre la alianza con el partido de Pablo Iglesias. Esta petición recibirá el apoyo de Izquierda Abierta, el partido liderado por Gaspar Llamazares.
IU ya celebró una primera consulta la pasada semana, en la que el pacto con Podemos recibió un apoyo del 84,4 por ciento de los participantes. Sin embargo, los críticos censuran que entonces no se conocían los detalles del pacto y además la participación fue muy baja, del 28 por ciento.
"Queremos una consulta coincidiendo con la de Podemos -los días 10 y 11-- con un texto que conozcamos y que sea la militancia la que decida si hay proceso de convergencia", ha abogado Paloma López, que considera "fundamental" saber lo que opinan las bases de IU sobre el acuerdo electoral.
El sector mayoritario de IU, encabezado por el diputado Alberto Garzón, ha propuesto que una Presidencia Federal decida la próxima semana si se celebra esta segunda consulta. Para López, esto es "insuficiente" y "lo lógico" es que un acuerdo de tal magnitud como el que se alcanzaría con Podemos sea sometido a valoración de las bases sí o sí.
PRIMARIAS ENTRE IGLESIAS Y GARZÓN
La misma postura mantiene Izquierda Abierta, que va más allá y pide que IU no renuncie a encabezar la coalición que se pueda alcanzar con Podemos y se celebren primarias que enfrenten a sus dos candidatos, Pablo Iglesias y Garzón, para ser el 'número uno' de la lista, según ha explicado su dirigente Tasio Oliver. En cualquier caso, si esto no fuera posible, exige que Garzón ocupe el número tres de la candidatura por Madrid, un lugar que en diciembre fue del secretario político de Podemos, Íñigo Errejón.
Izquierda Abierta ha presentado otra resolución para que se aplace la Asamblea Federal que IU tiene prevista para los días 4 y 5 de junio para renovar todos sus órganos de dirección y decidir el rumbo de la organización, ya que consideran que ahora debería centrar todos sus "esfuerzos" en el proceso electoral. Si no se aplaza, Izquierda Abierta estudiará la posibilidad de retirar su candidatura al liderazgo de IU.
Paloma López también apoya esta propuesta y cree que en esta fase la organización debe centrarse "en que la campaña salga bien" y no perder fuerzas en una Asamblea que se prevé tensa entre los diferentes sectores. "No corre prisa y se puede aplazar para hacerla después y debatir en serio con rigor y lealtad de algo tan importante", ha insistido.