Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una juez avala la decisión de la Policía de no permitir la salida de Haidar

Tras la declaración del Gobierno, que el viernes indicó que la decisión de permitir el viaje a Lanzarote de Haidar se tomó "en el ámbito de las autoridades de la Policía de Fronteras", el presidente del PP, Mariano Rajoy, considera "inaceptable" que el Ejecutivo "eche la culpa de sus errores" a los funcionarios de los cuerpos policiales. Sostiene que la política exterior de Rodríguez Zapatero "está sufriendo un baño de realidad" y se ha preguntado para "qué ha servido la Alianza de Civilizaciones", a lo que se ha respondido que "para nada, salvo para que cada vez seamos más irrelevantes".
La abogada de Aminatu Haidar, Inés Miranda, ha insistido en que la policía de fronteras no ha sido la responsable de la entrada a España de la activista saharaui, sino su "superioridad", y que será un procedimiento penal el que determine quién cometió ese delito de lesa humanidad.
En rueda de prensa celebrada en el aeropuerto de Lanzarote, donde Haidar cumple hoy su vigésimo séptimo día en huelga de hambre, Miranda ha rechazado las explicaciones de Rodríguez Zapatero y Fernández de la Vega. "Aminatu Haidar se encuentra en esta situación exclusivamente por la responsabilidad del Gobierno de España y el Gobierno de Marruecos, que cometieron un delito de lesa humanidad el 14 de noviembre por deportación", ha declarado la letrada.
El Juzgado de lo Contencioso número 4 de Las Palmas ha avalado la decisión de la Policía en el aeropuerto de Lanzarote al no permitir la salida de la activista saharaui hacia El Aaiún el pasado 14 de noviembre, ya que es lo que disponen la Ley de Extranjería y el acuerdo de Schengen. Lo indica la titular del citado Juzgado, María del Carmen Blanco, en un auto, fechado el pasado día 4, en el que rechaza autorizar a Haidar su salida inmediata de España, medida que ésta había solicitado de forma cautelar.
Haidar argumentaba que en España no se encuentra detenida ni retenida ni en ningún supuesto que implique ilegalidad y que pudiera impedirle su salida en base a la Ley de Extranjería, por lo que consideraba que la actuación de la Administración española impidiéndole su salida hacia El Aaiún "es evidente que responde a motivos políticos e ideológicos".
El presidente canario, Paulino Rivero, ha censurado que en el caso Haidar no se trabaja, desde el punto de vista diplomático, "con la constancia, intensidad y convicción que el asunto requiere". "Esto tiene que estar en lo más alto de la agenda de España", ha aseverado.
La justificación del Gobierno
El Ejecutivo ha rebatido las críticas con un comunicado en el que detalla todas las gestiones realizadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores con el objetivo de encontrar una solución satisfactoria al conflicto. En concreto aporta una lista de todos los responsables de organismos multilaterales, de la Unión Europea, del Magreb y del Frente Polisario con los que trabaja para solucionar el problema.
Mientras continúa el debate político, el médico Chema Anda, coordinador de la ayuda sanitaria a los campamentos de Tinduf, ha declarado que Aminatu se encuentra "muy débil" y "con dolores", pero "lúcida". Ha asegurado que "una hora de Aminatu" no es una hora de los demás, puesto que "puede salvarle la vida", por lo que ha urgido a que se haga todo lo posible para que se ponga fin a la huelga.
Maniobra de Argelia
Alrededor de medio centenar de marroquíes se han concentrado en el puesto fronterizo de Beni-Enzar, que une Melilla con Marruecos, para protestar contra la huelga de hambre de la activista saharaui Aminatou Haidar, al considerar que es una maniobra de los servicios secretos argelinos para enturbiar las buenas relaciones entre España y Marruecos.
La concentración, en la que se han mostrado pancartas escritas en árabe, no ha cortado el tráfico de peatones y vehículos.
Gestos solidarios
Sin embargo, son muchos los gestos de solidaridad que se han visto a lo largo de la geografía española con Aminatu. Este fin de semana ha habido una concentración a las puertas del ministerio de Exteriores en Madrid. En Zamora ha habido otra concentración en la que ha particiapdo la alcaldesa de la localidad.
En Sevilla, una joven de 22 años ha inciado una huelga de hambre indefinida y ha decidido, en compañía de otros simpatizantes de la causa saharaui, acampar en la céntrica Plaza Nueva de la capital hispalense para exigir una solución al conflicto.