Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez aplaza la declaración de Munar como imputada en el caso Son Oms al próximo 11 de marzo

El Juzgado de Instrucción número 2 de Palma ha suspendido las declaraciones de la expresidenta del Parlament y del Consell de Mallorca Maria Antònia Munar y del exconseller insular de Territorio Bartomeu Vicens, que estaban previstas para este miércoles, y las aplazado al próximo 11 de marzo para ser interrogados por presunto blanqueo de capitales en el caso que investiga si se cometieron delitos de alcance millonario mediante el cobro de comisiones por la recalificación de las parcelas del polígono de Son Oms de suelo rústico a urbanizable.
En concreto, Vicens ha sido citado a declarar a las 10.00 horas mientras que la exdirigente histórica de UM ha sido emplazada a las 11.30. Ambos han sido emplazados a declarar por el juez Antoni Rotger -titular del Juzgado de Instrucción número 8- después de que el de Instrucción 2, Pedro Barceló, se abstuviese del caso Son Oms por manifiesta amistad con la exlíder 'uemita'.
El magistrado ha atendido a la petición de suspensión formulada por las defensas, que alegaban coincidencia de señalamientos y además, en el caso de Munar, apelaba a la necesidad de estudiar la causa.
Munar, quien acumula dos condenas por corrupción que suman once años y medio de cárcel, una de ellas firme, y se encuentra en prisión desde el pasado mes de julio -ésta será la primera vez que salga del centro penitenciario desde entonces-, se vio involucrada en esta compleja causa en el marco de la confesión arrojada por Vicens en el juicio celebrado a mediados del pasado año por el denominado caso Can Domenge.
Y es que, durante su declaración como acusado, reconoció que entregó dinero a Munar en el marco de un asunto en el que participaba con ella, en el mismo despacho de abogados, en relación a la Gestora de Desarrollo Son Oms, sociedad que intervenía en la promoción y desarrollo del polígono de Son Oms.
Precisamente, dentro del caso Son Oms, cuya instrucción arrancó hace más de cinco años, se encuentran imputados Vicens, el exconseller insular de Hacienda Miquel Àngel Flaquer y el exvicepresidente del Consell Miquel Nadal.
De acuerdo a las investigaciones del caso Son Oms, la empresa Metalumba habría servido de tapadera para cobrar 700.000 euros procedentes del 15 por ciento de comisiones que supuestamente cobraron a raíz de la recalificación del polígono palmesano. La sociedad fue creada en 2002 por Vicens, quien puso la mercantil a nombre de su mujer, Antònia Martorell, y a Elisabeth Diéguez como administradora única, si bien la Fiscalía la considera testaferro del exconseseller.
EL ORIGEN DEL CASO SON OMS
En concreto, el caso se desató después de que un empresario y propietario de una de las fincas de Son Oms, Ángel Ochando, denunciara ante la Fiscalía que Vicens y el expresidente del Parlament, Maximilià Morales (UM) le exigieron comisiones de un 15 por ciento por la recalificación de su solar. Tras ello, la Fiscalía interpuso una querella contra Vicens y Morales, así como contra el abogado Jaume Montis, propietario de Gestora de Desarrollo Son Oms.
Cabe recordar que el juez Barceló, al ingresar en el Juzgado de Instrucción número 2 -en el que se instruyen varios de los numerosos casos de presunta corrupción que afectan a UM-, manifestó que se abstendría en todas las causas en las que estuviera implicada Munar, a raíz del grado de amistad que mantiene con la exlíder regionalista y con motivo de la polémica que suscitó su petición de cubrir la vacante que había entonces en ese Juzgado.