Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gasto en defensa de la OTAN cae un 1,5% en 2015, aunque los europeos logran frenar la caída al 0,3%

Stoltenberg pide más esfuerzos a los aliados: "Nos enfrentamos a los mayores desafíos de seguridad en una generación"
El gasto en defensa de la OTAN ha caído un 1,5% en 2015, el sexto año consecutivo que se reduce, aunque los países de Europa en su conjunto han logrado frenar la caída al 0,3% tras años de recortes por la crisis económica, según datos publicados este jueves por la Alianza Atlántica. España subió un 1% el gasto en defensa en 2015 respecto al año anterior.
Un total de 11 países redujeron su gasto en defensa en 2015, liderados por Italia, donde cayó el 12,4%. Le siguen Albania (11,8%), Bélgica (5,8%), Bulgaria (6.7), Croacia (1%), Francia (0,9%), Noruega (0,3%), Eslovenia (0,4%), Reino Unido (3,5%), Canadá (0,2%), y Estados Unidos (2%), según datos del informe.
Por el contrario, el gasto en defensa subió un 1% en España, así como en la mayor parte de los países del este de Europa, los más preocupados por un posible contagio de la crisis en Ucrania tras la intervención militar rusa.
Así, Polonia subió su gasto en defensa el año pasado un 21,7%, Eslovaquia un 16,6%, Letonia un 15,6%, Lituania un 31,9%, Rumanía un 10 por ciento, Estonia un 7,3%, República Checa un 5,6% y Hungría un 0,3%.
También subió en Dinamarca (2,3%), Alemania (0,3%), Grecia (10,1%), Hungría (0,3%), Luxemburgo (25,3%), Países Bajos (2,6%), Portugal (8,6%) y Turquía (2,5%).
Sólo cinco países cumplen el objetivo de la OTAN de gastar el 2% o más del Producto Interior Bruto (PIB) a Defensa: Estados Unidos (3,62%), Estonia (2,4%), Grecia (2,46%), Polonia (2,18%) y Reino Unido (2,07%).
España, por su parte, destinó el 0,89% de su PIB a la Defensa en 2015, según datos del informe, que constata que la OTAN en su conjunto gastó el 2,42% del PIB el año pasado.
LA DEFENSA COLECTIVA "NO SALE GRATIS"
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha achacado la caída del gasto de la OTAN a la reducción en el gasto en defensa de Estados Unidos, que "afecta" al gasto total de la Alianza dado que el 72% del gasto en defensa de la OTAN lo aporta Estados Unidos pero ha defendido que a pesar de su reducción sigue gastando "más del 3%" y "mucho más" del objetivo del 2%, recordando "el problema del reparto de la carga" entre Estados Unidos y los países europeos aliados.
Pero ha subrayado la importancia del hecho de que tras años de recortes los países europeos de la OTAN en su conjunto han frenado la caída en el gasto al 0,3%, es decir, "prácticamente a cero" recordando el compromiso de los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN en la cumbre de Gales de septiembre de 2014 a parar los gastos y recuperarlos "gradualmente" cuando fuera posible, con el objetivo de tratar de llegar al 2% del PIB.
"Cinco aliado cumplen nuestras directrices de gastar el 2% en PIB o más en defensa, 16 aliados gastan más en defensa en términos reales en 2015 y 23 aliados han aumentado el gasto en nuevos equipos. Esto ha requerido mucho esfuerzo, aunque todos necesitamos hacer más", ha recalcado, insistiendo en la necesidad de "invertir más en equipos modernos" para la defensa colectiva "tradicional" pero también en capacidades de inteligencia, vigilancia, de reabastecimiento en vuelo y ciberdefensa para hacer frente a las amenazas híbridas.
"Todos necesitamos hacer más", ha admitido no obstante, si bien ha recalcado que en el último año se haya comenzado a ver que los aliados comienzan "a moverse en la dirección correcta tras muchos años de reducción substancial en el gasto en defensa. Los recortes se han paralizado prácticamente ahora en los aliados europeos y Canadá", ha incidido, si bien ha admitido que también Italia, el que más bajó el gasto de toda la OTAN, también debe mejorar.
LA OTAN NO VOLVERÁ A SU POSTURA DE LA GUERRA FÍA EN EL ESTE
El secretario general aliado ha recordado que en la próxima cumbre de la OTAN en julio en Varsovia los líderes aliados darán "los próximos pasos para reforzar" la defensa y disuasión colectiva.
En el caso del refuerzo en el este, donde Polonia pide un aumento de militares, equipos e infraestructura de la OTAN "lo más permanente posible", Stoltenberg ha avanzado que los líderes decidirán "el equilibrio adecuado" entre "un cierto aumento de la presencia militar" y "un aumento de la capacidad para reforzar" el despliegue si necesario, aunque dejado claro que la OTAN no volverá a la postura de la Guerra Fría "con cientos de miles de soldados de combate en la frontera". "De ninguna manera volveremos a esta postura", ha dicho. "Esto será una de las cuestiones clave en nuestra cumbre en Varsovia", ha concluido.
Stoltenberg ha recordado que la OTAN está acometiendo el mayor refuerzo de la defensa colectiva desde el fin de la Guerra Fría para responder a los desafíos de seguridad, y ello "no sale gratis". "Tanto al este como al sur, nos enfrentamos a los mayores desafíos de seguridad en una generación", ha admitido el exprimer ministro noruego, que ha evocado la necesidad de responder a "una Rusia más asertiva" en Ucrania, donde no ha dudado en usar la fuerza para cambiar las fronteras en Europa, pero también en el Mediterráneo Este y Siria y la amenaza terrorista en el sur.
También ha recalcado que las actividades aéreas rusas cerca del espacio europeo han aumento un 70%, algo que ha obligado a los aviones de los aliados a intervenir para interceptar sus aviones "más de 400 veces".