Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre que degolló a su hijo, ingresado en el Clínico tras intentar ahorcarse de nuevo

El padre que asesinó a su bebé e hirió de gravedad a su otro hijoINFORMATIVOS TELECINCO

Jorge Diego C.A., quien mató a su hijo de 19 meses e hirió al otro, se encuentra ingresado en el Hospital Clínico San Carlos después de que se haya intentado ahorcar por segunda vez en la Comisaría de Tetuán poco antes de declarar ante los agentes, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Al parecer, el detenido habría intentado quitarse la vida con un jersey después de que ya lo hubiera intentado sin éxito con una camiseta en los calabozos de la Comisaría.
Finalmente, el acusado no pudo declarar al no estar en condiciones para ello, dado que se encuentra sedado en una unidad especial de este centro hospitalario. Estaba previsto que pasara a disposición judicial a lo largo de este miércoles.
En el caso de que no pueda declarar ante los investigadores en el plazo máximo permitido por la Ley, el juez determinará lo que considere oportuno para este tipo de casos.
Tras el crimen, el agresor dejó una nota en la que justificaba lo que había hecho alegando, entre otros motivos, que "lo hacía por el bien de los niños".
El homicida también indicó que "no quería ser una carga para nadie" y "no quería que los niños pasaran la mala vida que él estaba pasando", por lo que la Policía sospecha que tenía planeado suicidarse, pero que la rápida llegada de los agentes se lo impidió.
Esta hipótesis la respalda el hecho de que Jorge Diego había dejado anotado a lado de una libreta bancaria que el dinero que tenía se lo dieron a sus padres, según las mismas fuentes.
La mujer declaró tras ser dada de alta en el hospital este mediodía. Aunque no había presentado denuncias por malos tratos, podría habría declarado en un primer momento a los agentes que sí recibido palizas.