Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

No es delito reunirse con Batasuna

La Sala Segunda del Tribunal Supremo ha rechazado por unanimidad la pretensión del Foro de Ermua y la asociación de víctimas Dignidad y Justicia de volver a sentar en el banquillo al lehendakari Patxi López, el consejero de Interior Rodolfo Ares y el ex presidente vasco Juan José Ibarretxe por reunirse en 2006, durante la última tregua de ETA, con cinco representantes de Batasuna, entre ellos Arnaldo Otegi.
El Alto Tribunal ha sorprendido con su decisión al ir más lejos de las cuestiones técnicas planteadas por los recurrentes . Los magistrados se han pronunciado sobre el fondo de la cuestión. Y los cinco jueces han llegado a la misma e importante conclusión: las reuniones mantenidas por los socialistas vascos y el PNV con Batasuna no son constitutivas de delito.
Hoy sólo se esperaba que los magistrados se pronunciaran sobre las formas. Es decir, si el Tribunal de Justicia del País Vasco aplicó correctamente la doctrina del Supremo cuando hace justo un año decidieron que el Foro de Ermua y Dignidad y Justicia no estaban legitimadas para ejercer la acusación en el proceso.
Entonces, el TSJV aplicó la denominada "Doctrina Botín", sentencia en la que el Supremo estableció que en los procedimientos abreviados no cabe como única acusación una acción popular, es decir personas ajenas al proceso.
En esta ocasión, curiosamente, el Supremo ha optado por una decisión cuasi salomónica. Han acordado por cuatro votos a favor y uno en contra que tanto el Foro de Ermua como Dignidad y Justicia sí están legitimadas para ejercer la acusación. En esta ocasión se decantan por la “Doctrina Atutxa”, que viene a ser todo lo contrario de la “Doctrina Botín”. Eso sí, desacreditado el hecho delictivo, de poco les sirve
López, Ares, Ibarretxe, Otegi y otros cuatro miembros de Batasuna ven así archivado un juicio en el que todos ellos se enfrentaban a un año de inhabilitación por una ahora más que supuesta vulneración de la ley de Partidos.