Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer denuncia a una empresa embotelladora tras beber agua mineral contaminada en Écija (Sevilla)

Una mujer de Écija (Sevilla) ha interpuesto una denuncia contra una empresa tras beber de una botella de agua adquirida en un comercio que contenía sustancias caústicas que le han dañado la salud provocándole problemas en la voz, garganta, esófago y alteraciones en el aparato digestivo, según ha informado su abogado, Fernando Osuna, a través de un comunicado.
En la denuncia, presentada ante el Juzgado de Primera Instancia e Intrucción de Écija, la afectada relata como adquirió en un establecimiento que solía frecuentar una botella de agua mineral, tras lo que, una vez en su domicilio, y al dar un "gran trago" de la botella, sintió "de forma inmediata náuseas y vómitos, así como dolor estomacal y aspereza y escozor en la garganta".
Inmediatamente acudió a Urgencias, donde le diagnosticaron la "posible ingesta caústica en agua contaminada", hecho que se puso en conocimiento del Departamento de Medicina preventiva, así como al Ayuntamiento de Écija.
Al poco de ser dada de alta, la denunciante comenzó a padecer "una ostensible disfonía", por la que le diagnosticaron "disfonía y faringitis aguda". Al cabo de dos días, los síntomas habían empeorado y se había sumado además el dolor de estómago, por lo que esta acudió al Servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Écija, donde le diagnosticaron "disfonía crónica y laringitis".
A pesar de la "gravedad" de los hechos, ningún responsable sanitario ni de la empresa que le vendió el agua contaminada, se había puesto en contacto con la denunciante. Por todo ello, la mujer procedió a formular denuncia contra el representante legal de la empresa embotelladora y "contra aquellas otras personas que pudieran resultar responsables" de los hechos relatados que pudieran ser constitutivos del delito contra la salud pública.